Villa Constitución |

El Villazo: un triunfo que generó un piso y un techo

Luego de un nuevo aniversario del Villazo, entrevistamos al profesor e investigador de historia Ernesto Rodríguez, quien analizó los distintos momentos de las luchas obreras en Villa Constitución.
Mar, 25. 2020
Comunicación CTAA provincia de Santa Fe

Ernesto Rodríguez, hijo de obreros, criado en el barrio Malugani, uno de los más castigados por la represión del terrorismo de Estado, estudiante de una escuela industrial, trabajador de fábrica, profesor e investigador de historia, analiza con sumo detalle distintos momentos de las luchas obreras en Villa Constitución. Luego entra de lleno en el mítico conflicto, conocido como el Villazo, en donde los obreros metalúrgicos se enfrentaron contra la burocracia sindical de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

“Cuando se produjeron estos hechos, siendo niño, sentía que estaban luchando por mí, para que tuviéramos un futuro mejor. En reciprocidad, investigué estos conflictos para que esa lucha no quedara en el olvido. Valoro muchísimo esas prácticas de solidaridad, de arriesgar la vida por militar en un contexto de terrorismo de Estado. Yo conocía a casi todas las víctimas. En Villa Constitución hubo aproximadamente unas 60 víctimas de la represión, de las cuáles algunas eran trabajadores que vivían en localidades cercanas”.

Ernesto Rodríguez

  • ¿Porque investigaste el Villazo?

Comencé a investigar el Villazo en 1986, en el contexto de un seminario de historia regional en el Instituto Superior del Profesorado N° 3. En realidad, mi primer tema había sido la lucha de los anarcosindicalistas de la Sociedad de Resistencia de Oficios Varios de Villa Constitución, una lucha interesante porque muchos historiadores hablaban de la influencia del anarcosindicalismo en los orígenes del movimiento obrero argentino y de su notorio declive partir de la década del 30, donde casi habría desaparecido. Pero en Villa Constitución continuaban con vigencia y liderando huelgas importantes en la década del 40. Esta década fue particularmente dura para nuestra ciudad porque vivía fundamentalmente del puerto y la crisis del 30 la había afectado terriblemente, no pudiendo recomponerse. Durante toda la década infame nuestra ciudad expulsaba trabajadores, tenía una escasa población. Por esa razón se unieron los políticos locales de aquella época, los radicales concordancistas, logrando dos obras de construcción importantes para la ciudad con el objetivo de paliar la falta de trabajo. Una fue el elevador de granos y la otra fue la escuela Belgrano, que es la escuela madre. Dos construcciones en las que activaron anarquistas y comunistas. En la escuela Belgrano se disputaron el liderazgo de la huelga con los comunistas; en ambas obtuvieron importantes reivindicaciones. No había suficiente información sobre esas huelgas, por eso decidimos ampliar el período estudiado. Esa investigación la realizamos con Carlos Norberto Gómez. Estudiamos el período dividido en tres etapas: el modelo agrario exportador, el de industrialización por sustitución de importaciones y el de penetración y centralización del capital, focalizado en las luchas del Villazo.

  • La historia obrera está marcada por ideales en diferentes contextos económicos y con un denominador común por conseguir reivindicaciones ¿En tus investigaciones podes encontrar lazos con las luchas anarquistas y las luchas obreras ligadas a la industria?

Si bien hay una continuidad de la influencia anarquista en el movimiento obrero de Villa Constitución en la etapa industrial (los anarquistas a pesar de contar con algunos líderes que habían sido de segunda o tercera línea en las huelgas anteriores, y que ocuparon algún puesto de relativa importancia en la organización sindical), en la etapa de sustitución de importaciones las prácticas sindicales se inscriben dentro de las prácticas de un sindicalismo de orientación peronista liderados por el primer secretario general de la UOM, electo en el año 1952, que fue Roberto Nartallo. Con alguna interrupción como, por ejemplo, el golpe de 1955, Nartallo lideró la seccional local de la UOM hasta el año 1967, en la que renunció junto a toda la Comisión Directiva. En ese momento el secretariado nacional envió como interventor a Ángel Perelman, uno de los fundadores de UOM nacional. La renuncia de Nartallo se da en ese contexto en donde el sindicalismo estaba siendo atacado fundamentalmente a partir de trabas económicas. Los sindicalistas y el movimiento obrero metalúrgico de Villa Constitución sufrieron particularmente esas consecuencias. Los descuentos de la cuota sindical y de obra social llegaban con cuenta gotas. Los servicios deficientes de salud, turismo y recreación se deterioraron aún más, aumentando el malestar de los obreros. Es una de las razones por las cuales renunció Nartallo.

  • Antes del Villazo, que ha sido el conflicto de mayor visibilidad en la historia de tu ciudad, ¿que otro conflicto importante hubo, previo a ello, entre 1955 y 1970, que se enmarcara en el contexto de asentamientos de las nuevas fábricas y de los talleres metalúrgicos?

Yo estudié particularmente uno de los conflictos, que fue tan largo como la huelga del ‘75 pero con otras características. Un conflicto que se desarrolla desde fines del ‘69, fue una huelga con interrupciones, pero manteniendo un continuado plan de lucha que culmina en marzo de 1970. Un conflicto entre la Comisión Interna y la Comisión Directiva que fue aprovechado por la patronal de Acindar, hubo despidos de la Comisión Interna y delegados. Entonces los trabajadores van a la huelga por su reincorporación. La huelga terminó derrotada porque finalmente Acindar despidió a una mayor cantidad de dirigentes obreros representativos al ofrecerles una sustanciosa indemnización

  • Parece ser el foco de conflicto permanente…

Sí, era una Comisión Interna bastante progresista con cierta representatividad en las bases, con algunos integrantes de izquierda, había militantes de Vanguardia Comunista, por ejemplo, el Gringo Sagristani, que después desplegó una labor sindical en el diario La Capital. El tema es que la Comisión Interna, sin demasiadas opciones, acuerda con la patronal una indemnización superior a la que les correspondía. Los obreros entienden que este acuerdo se hizo a sus espaldas, entonces queda una sensación, por lo menos, de desconfianza hacia el movimiento obrero y, particularmente, hacia los dirigentes sindicales. Esto lleva a que otros delegados, decepcionados por esa situación, vieran como una salida la indemnización. Piccinini tenía pensado pedir la indemnización. Pero se demoró y escuchó las críticas de sus compañeros hacia los despedidos: sostenían que fueron las bases, a quienes amenazaban con descontarles los días, las que hicieron la huelga y asumieron todos los riesgos y presiones. Esto hizo que Piccinini no renunciara y el gringo Sagristani comienza a intentar reorganizar el movimiento obrero de Villa dentro de Acindar y logra convencer a un pequeño grupo de obreros, entre los cuales estaban Alberto Piccinini y Félix Delbó. Así nace, entre el final de la huelga y los días posteriores, el Grupo de Obreros de Acindar (GODA) primer germen que va a conducir a la lista Marrón en el año 1974.

Villazo

  • Otra hubiese sido la historia de Alberto Piccinini si renunciaba…

Sí, no renunció, pero el mismo dice: “adopté una posición individualista, conseguí otro trabajo más, dejé de estar vinculado a la organización de base, me pude comprar mi primer autito 0 Km, un Fiat 600”. Es decir, como que se había generado una salida individual en parte de esos obreros que habían tenido un proceso de mayor toma de conciencia. Había sido contraproducente en ese sentido

  • En esta continuidad que venís contando, entrando de lleno al Villazo, ¿cómo se vivió esa etapa, como comenzó, sus inicios, cómo se constituyó ese lugar de resistencia a la burocracia sindical, a la patronal, cómo fue transformándose ese proceso de conflicto interno de la fábrica en una pueblada, expandiéndose por toda la ciudad?

Yo te estaba diciendo que el GODA se crea en un contexto de avance de la represión, de una dictadura. Después, la conducción nacional de la UOM desplaza a la Comisión Directiva local, acusándolos de que no habían sabido manejar el conflicto. Mandan un interventor que se queda casi hasta que se produce el Villazo. En este contexto represivo, con políticas que afectaban al movimiento obrero, el papel que tuvo el GODA fue fundamentalmente de denuncia, era de carácter clandestino y secreto. Luego tratan de extender la influencia a las otras fábricas, para eso se constituye el GOCA (Grupo de Obrero Combativos del Acero), que para presentarse a elecciones a delegados en el año ‘73 conforma el Movimiento de Renovación Sindical, que tiene un carácter más visible y público. Ya para las elecciones del ‘74 se constituye el movimiento 7 de Septiembre, Lista Marrón.

  • Y es ahí donde se enfrentan en el proceso interno en la UOM?

Ellos ganan la comisión interna completa en el ‘73. Esto demuestra la importante representatividad que tenían algunos de estos compañeros, como Porcu, Piccinini, Pascual D’Ricco, Delmase, etc.

  • Porcu, el gringo, que escribió el libro “Como influyó en mi conciencia el Villazo”, fue muchos años después integrante de la Comisión Administrativa de la Seccional Rosario de ATE, en el período 2003-2007. ¿Qué decir de estos protagonistas?

Cuento como fue el Villazo y así entendemos luego el rol de estos actores protagonistas del mismo. Se produce la apertura democrática en el ‘73 y hay un proceso de normalización de todas aquellas seccionales que estaban intervenidas. Villa Constitución estaba dentro de ese grupo de seccionales a normalizar pero debido a que pierden el cuerpo de delegados quitan a Villa Constitución de ese listado de seccionales a normalizar porque analizaban que podían perder la Comisión Directiva. La excusa que dieron fue que no había podido concretarse una lista de unidad. Aunque hubo varias listas oficialistas, no todas a mi entender se inscribían en el marco de la burocracia sindical. La lista Azul y Blanca puede ser que se caracterizara como expresión de la burocracia sindical, pero la lista Rosa era pluralista y era una lista a la cual había apelado la burocracia sindical para ver si podía disputarle la seccional a la Lista Marrón con algo de éxito. Era más pluralista, no todos eran peronistas, a pesar de que la campaña electoral se basó en el lema: “Vote a Perón, vote a la Lista Rosa”. Había radicales, de otros partidos, de otras ideas. Por este motivo, la conducción nacional de la UOM desplaza al interventor Trejo y nombran a Oddone y Fernández, que comienzan una política más agresiva hacia los trabajadores. En una visita a Acindar, los obreros enfrentan violentamente a los interventores y matones que los acompañaban. Luego de este conflicto, parte de la Comisión Interna y otros obreros fueron exonerados de la UOM por la intervención, les quitaron la afiliación. Acindar podía aprovechar esto para despedir a esos trabajadores, ahora indefensos.

Villazo

El Villazo en marcha

La Comisión Interna convoca entonces a los trabajadores a una asamblea a las 14 horas, unificando los turnos mañana y tarde. Piccinini cuenta que planteó a la asamblea cuál era la situación, si debían acatar la decisión de los interventores. Un trabajador levanta la mano y dice: “si esto es lo que decidieron nuestros dirigentes lo tenemos que acatar”. Pero luego estallaron los gritos de apoyo a la lucha, la asamblea decide en forma casi unánime llevar a cabo un paro total en fábrica, dando comienzo a lo que se conoce como el Villazo. Estas jornadas se extienden desde el 7 al 16 de marzo, es un paro con ocupación de fábrica y toma de rehenes, hasta que se consigue de parte de la burocracia un acta acuerdo donde se establece la fecha para la elección de delegados, comisión interna, junta electoral y para que, finalmente, en 120 días se realizara la elección para la comisión directiva. Este cronograma no se cumplió. Simultáneamente, hubo un proceso de radicalización política de una parte de los trabajadores, fundamentalmente en Acindar, en donde en muy poco tiempo algunos trabajadores adhirieron a algunas de las tendencias políticas de izquierda del momento

  • Se radicaliza la lucha, se tensiona la situación contra la burocracia sindical. Los trabajadores parecen más decididos en sus reivindicaciones. Se da una lucha más política, apareciendo distintos puntos de vista como enfrentar el avance de la represión.

En este proceso de radicalización política, Piccinini escuchaba a las distintas tendencias, quizás escuchaba más o tenía un oído creo más selectivo para con algunos militantes de ORPO (Organización Revolucionaria Poder Obrero). Él viaja a Buenos Aires y de allí vuelve con la idea de organizar un plenario antiburocrático. Cuando le comenta a Porcu de esto, éste lo recrimina a Pichi diciéndole: “mira cabezón, el sindicalismo y la política son como las vías del tren, van siempre paralelas pero no se juntan jamás”. Con esta anécdota, el Gringo quería significar que no veía bien las relaciones que estaba entablando Piccinini con las tendencias. Al poco tiempo, el Gringo Porcu ya militaba en el PRT. Esta anécdota sirve para mostrar la rapidez de ese dinámico proceso de radicalización política. En ese contexto de lucha, para que la burocracia cumpla con el acta acuerdo firmada el 16 de marzo, el PRT secuestra a Erich Breuss, que era un Gerente de Acindar. Existen allí algunos cortocircuitos entre la lucha sindical y la política. Finalmente, por la lucha de los trabajadores mediante sus herramientas de fuerza y otras presiones logran que se convoque a elecciones para el 25 de noviembre, en donde la lista marrón obtuvo un rotundo triunfo, con más del 60 % de los votos.

  • ¿Cómo se va enlazando, en estas contradicciones presentes, al poco tiempo el contravillazo? ¿Cómo se prepara y como se rompe el proceso antiburocrático emergente de la comisión interna?

A los tres meses y pocos días del triunfo de la lista marrón. Piccinini asumió el 1 de diciembre de 1974 y el 20 de marzo de 1975, el Gobierno Nacional, encabezado por María Estela de Perón junto a cuatro de sus ministros (Trabajo, Interior, Justicia y Defensa), por medio de un comunicado de prensa, dicen haber descubierto un complot subversivo con epicentro en Villa Constitución tendiente a paralizar toda la actividad del cordón industrial. A Villa Constitución envían alrededor de 4000 efectivos de distintas fuerzas y copan la ciudad, detienen a casi todos los dirigentes sindicales, delegados, simpatizantes. Este fue un operativo que abarcó desde Zarate-Campana (en el norte de la provincia de Buenos Aires) hasta San Lorenzo (en el sur de Santa Fe), zona en la que también fueron detenidos los delegados paritarios. Se calcula que en toda la zona la cantidad de detenidos el 20 de marzo fue de aproximadamente 300 personas.

  • La lucha por democratizar el gremio fue en dos frentes. Uno direccionado hacia la burocracia del sindicato y las intervenciones sucesivas y, la otra, hacia la patronal de la empresa. En ese contexto se va armando, por parte de la represión, el contravillazo y, luego, al año se instala la dictadura militar, a partir del 24 de marzo 1976…

El operativo comenzó el 20 de marzo. Inmediatamente, los trabajadores iniciaron una huelga que atravesó transversalmente a toda la sociedad de Villa Constitución. Fue una heroica lucha de más 59 días. Después de ese tiempo, había una versión que sostenía que los trabajadores en paro podían ser despedidos sin indemnización. Fue una de las razones por las que se volvió a trabajar. Pero no pudieron ingresar todos los trabajadores porque las empresas confeccionaron listas negras, los que aparecían en estas listas no eran aceptados en ningún lugar para trabajar. Se calcula que aproximadamente, además de los detenidos, hubo más de 800 despidos luego del conflicto. A través de una represión feroz, el terrorismo de Estado intentó romper un inmenso arco de expresiones de solidaridad en defensa de los trabajadores despedidos y perseguidos, desmantelando ese tejido social construido centralmente por los trabajadores metalúrgicos y extendido al pueblo en su conjunto.

  • ¿Que fue el Villazo en la conciencia del pueblo?

El Villazo fue un triunfo que generó un piso en la conciencia, en la solidaridad. También constituye un techo porque en las memorias hay quienes impugnan este proceso apelando a la radicalización política de algunos de los trabajadores, argumentos utilizados para descalificar al movimiento.

  • Has estudiado con profundidad ese momento de la clase trabajadora, ¿Cómo ves este presente de la clase obrera?

Hasta las ante últimas elecciones, todavía todas las listas mantenían alguna relación con la lista Marrón que había liderado la seccional desde la recuperación democrática. Pero en la última elección hubo un cambio generacional importante. Es decir, los que asumieron la conducción de la UOM son extremadamente jóvenes y, la mayoría de ellos, no tuvo militancia previa, no integraron las listas anteriores. El promedio de los integrantes de la lista actual debe ser de unos 28 años. Nadie de los que asumió en la conducción de la UOM (o en mi caso de los docentes, yo pertenezco a AMSAFE) podría asumir prácticas sindicales burocráticas sin ruborizarse ante la tradición y el pasado de lucha que tenemos.


Juan Actis un formador de militantes

Juan es de esas personas que habla poco, que piensa mucho. En la década del 70, él era muy joven, no fue, quizás, de los que haya trascendido más, aunque tuvo mucha participación. En 1975 no pudo luchar porque fue uno de los detenidos el 20 de marzo. El Villazo nunca se perdió en el pensamiento y se lleva en la memoria esta larguísima lucha. Juan cobra mayor protagonismo con la vuelta de la democracia, siguió militando por fuera de las listas que se conformaron. Y en esa militancia se dedicó a formar futuros cuadros intermedios para que fueran un recambio de la conducción que asegurara una coherencia ideológica con la historia de las luchas de los metalúrgicos villenses. Recién con el triunfo de la Lista Roja Agustín Tosco, encabezada por Alberto Piccinini, en setiembre del año 2008, Juan integra la Comisión Directiva de la UOM. Recuerdo sus palabras el día del triunfo: “Venimos a luchar por la cabeza de los compañeros”. Con esto aludía a la necesidad de concientizar a los trabajadores de base. La otra cuestión valiosa de Juan, es que él estudió el profesorado de historia, siempre se lo notaba muy reflexivo. Juan es uno de los que ha realizado uno de los procesos de sistematización de la experiencia del Villazo con más profundidad, con más debate teórico, con más reflexión de los errores cometidos, de los aciertos, constituyendo un aporte no solo con su praxis política sino también con la sistematización teórica de las luchas contra la burocracia sindical.

Fuente

Enlace Externo

Destacadas

+

Campañas

+

Calendario

agosto

septiembre 2020

octubre
LU
MA
MI
JU
VI
SA
DO
31
1
2
3
4
5
6
Eventos septiembre

1st

Sin eventos
Eventos septiembre

2nd

Sin eventos
Eventos septiembre

3rd

Sin eventos
Eventos septiembre

4th

Sin eventos
Eventos septiembre

5th

Sin eventos
Eventos septiembre

6th

Sin eventos
7
8
9
10
11
12
13
Eventos septiembre

7th

Sin eventos
Eventos septiembre

8th

Sin eventos
Eventos septiembre

9th

Sin eventos
Eventos septiembre

10th

Sin eventos
Eventos septiembre

11th

Sin eventos
Eventos septiembre

12th

Sin eventos
Eventos septiembre

13th

Sin eventos
14
15
16
17
18
19
20
Eventos septiembre

14th

Sin eventos
Eventos septiembre

15th

Sin eventos
Eventos septiembre

16th

Sin eventos
Eventos septiembre

17th

Sin eventos
Eventos septiembre

18th

Sin eventos
Eventos septiembre

19th

Sin eventos
Eventos septiembre

20th

Sin eventos
21
22
23
24
25
26
27
Eventos septiembre

21st

Sin eventos
Eventos septiembre

22nd

Sin eventos
Eventos septiembre

23rd

Sin eventos
Eventos septiembre

24th

Sin eventos
Eventos septiembre

25th

Sin eventos
Eventos septiembre

26th

Sin eventos
Eventos septiembre

27th

Sin eventos
28
29
30
1
2
3
4
Eventos septiembre

28th

Sin eventos
Eventos septiembre

29th

Sin eventos
Eventos septiembre

30th

Sin eventos

Archivo

Categorías

Más noticias

Trabajadores toman el obrador en repudio a los despidos

Trabajadores toman el obrador en repudio a los despidos

Trabajadores del obrador de Empalme Villa Constitución tomaron el predio en repudio a dos recientes de despidos. Los compañeros afectados venían organizándose para elevar reclamos por salarios y condiciones de dignidad. En el Obrador trabajan 54 efectivos más 36...