Homenaje |

Vicente Militello, mi papá

Al cumplirse cinco años del fallecimiento del histórico y querido dirigente gremial, recordamos al “gringo” con las palabras de su hija, Adriana. “ATE, mi mamá, su familia y Rosario Central”, fueron sus grandes amores.
May, 19. 2020
Adriana Militello

Mi papá, Vicente Militello, nació el 27 de agosto de 1931. Hijo de inmigrantes italianos, lo que le valió el apodo de “gringo”. Cursó la educación primaria en la Escuela Provincia de Mendoza de su querido barrio Parque, y la secundaria en la Escuela de Aprendices, en la carrera de mecánica, del Ministerio de Obras Públicas de la Nación. Allí conoció a Héctor Quagliaro, el negro Aguirre y Mariano Alaimo entre otros, comenzando su militancia política y gremial: “Perón y ATE”.

Continuó trabajando en los talleres del Ministerio de Obras Públicas hasta el 6 de setiembre de 1976, época nefasta del proceso militar, donde a través de un telegrama se le informaba que quedaba cesante en sus funciones. Fueron años muy duros, hasta que en 1983, con el retorno de la democracia, y por gestión de su compañeros, fue reincorporado a los talleres de su querido Ministerio. Dentro de esa etapa fue Secretario General de ATE Rosario. Al cumplir 62 años tuvo que jubilarse, pero continuó siempre con su querido ATE en el centro de Jubilados, llegando a ser Presidente del mismo. Sus grandes amores: ATE, mi mamá, su familia y Rosario Central.

Su gremio, su gran pasión, le dio muchos amigos, alegrías y a veces sinsabores. Siempre fue un ferviente luchador por los derechos de los trabajadores. Su máxima era “la única lucha que se pierde es la que se abandona”, por lo que siempre repetía que quería morir luchando.

Cuando perdió a su eterna y amada compañera de la vida, Maria Teresa, mi mamá, bajó los brazos y con 84 años, el 19 de mayo de 2015, cerró los ojos para siempre. Fue un excelente esposo, un padre sin igual, un abuelo maravilloso y un gran suegro. A Liliana, mi hermana, y a mí nos dejó el legado de la lucha por los derechos de los trabajadores, la dignidad del trabajo, el amor por la familia y el orgullo de nuestro apellido, ser Militello.

Nos dejó tantos recuerdos, vivencias y enseñanzas en la vida, que nos damos cuenta que no se fue del todo, que sigue estando en cada uno de los que lo amamos. Por eso hoy y siempre te repito: Papá te amo ¡Hasta la victoria!”.

Adriana Militello

Fuente

Enlace Externo

Destacadas

+

Campañas

+

Calendario

Archivo

Categorías

Más noticias

#12deOctubre: diversidad y resistencia

#12deOctubre: diversidad y resistencia

La CTA Autónoma provincia de Santa Fe ratifica -en el Día del Respeto a la Diversidad Cultural la- su compromiso para con los Pueblos Originarios en la lucha por la defensa de sus derechos, así como también por el absoluto reconocimiento de sus autoridades. Del mismo...