30M: Jornada de Lucha y marcha en una fecha épica para los trabajadores

Por Sofía Alberti* | Este jueves 30 de marzo diversos sectores del mundo del trabajo convocaron en distintos puntos del país a una Jornada de Lucha que se expresará en Rosario con paro de docentes, profesionales de la salud y odontólogos del PAMI en conflicto, una gran movilización de Plaza 25 de Mayo a Plaza San Martín y bloqueos a la fábrica de General Motors. La movida se realiza en el marco de los 35 años del gran paro general que comenzó a sellar el fin de la última dictadura cívico militar.

Por paritarias libres y sin techo, contra los despidos y las suspensiones, por la defensa de las condiciones de trabajo, los convenios colectivos y los derechos de los trabajadores y trabajadoras activos y jubilados y contra el ajuste, diversos sectores se movilizarán este jueves en Rosario, en el marco de una Jornada de Lucha y que incluirá paro de docentes, profesionales de la salud y otros gremios en distintos puntos del país. La CGT San Lorenzo realizará un paro y piquetes que se extenderán de 00.00 a 13.00 horas donde también se sumarán organizaciones sociales.

Además habrá bloqueos en la planta de General Motors donde se suspendieron a 350 trabajadores, lo que se considera un despido encubierto. Reclamo enardecido por la noticia difundida este miércoles sobre el acuerdo de la multinacional con la Terminal Puerto Rosario para importar vehículos de Corea del Sur.

La región permanece conmovida por la seguidilla de suspensiones, despidos y cierres de fábricas. En el sector lechero a la crisis de SanCor, el cierre de La Serenísima en Rufino y la fábrica quesera Chateaubriand en Carmen se sumó el de de Magnasco en Santa Isabel, donde fueron enviados 26 telegramas de despidos. La ciudad de Rosario por su parte sostiene uno de los mayores índices de desocupación del país con 8,6% durante el cuarto trimestre de 2016. “Los trabajadores somos víctimas del ajuste de la política del gobierno nacional y muchos gobernadores”, resumió el Secretario General de la CTA Rosario, Gustavo Terés.

Paros y marcha

Los docentes provinciales nucleados en la Departamental Rosario de Amsafe definieron en asamblea adherir al paro y jornada de lucha nacional impulsado días atrás por Cetera. Además hasta mañana votan la continuidad del plan de lucha por el rechazo que han manifestado las bases a la propuesta salarial del gobierno provincial.

No obstante Amsafe Provincial dirigido a su vez por quien es Secretaria General de CTERA, Sonia Alesso, no ha convocado al paro. “Parece que muestra cierto nivel de connivencia con el  gobierno provincial, entendiendo que hay muchas provincias que están de paro y era necesaria una medida de lucha esta semana que diera continuidad al plan de lucha provincial ante las serias dificultades que estamos teniendo para cerrar la paritaria”, fustigó Terés, quien además es el Secretario General de Amsafe Rosario.

En esta misma línea, el dirigente señaló que lo que “les tiene que quedar claro tanto a los maestros como a la sociedad es que ningún docente va a recibir en el bolsillo ni el 25 ni el 23 por ciento de aumento. Si alguno de los docentes cobrarán un 19 y otros el 22, ya se empieza mal”.

Profesores e investigadores universitarios pertenecientes a COAD realizan un paro de 48 horas  en el marco de las resoluciones del Congreso de CONADU, ratificadas por los delegados gremiales de base. “Exigimos que se reúna la Paritaria Nacional Docente y una recomposición salarial que nos permita recuperar el poder adquisitivo de nuestros salarios. La oferta que efectuó el Gobierno Nacional implica desconocer la pérdida de nuestros salarios durante 2016 y aplicar un aumento mensual conforme a la inflación que mide el INDEC”, expresaron. Durante la semana realizaron clases públicas y otras actividades de difusión callejera. Exigen un 35% de aumento salarial.

Desde el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus), manifestaron su adhesión a la jornada de lucha impulsada también por su Federación (Fesprosa) que se llevará a cabo con paros, movilizaciones y asambleas, con la participación de los 600 hospitales de todo el país, más cientos de centros de salud donde atienden a la población más vulnerable sus más de 30 mil afiliados médicos, profesionales y trabajadores de la salud. En Rosario habrá desafectación dese las 9.30 horas para sumarse a la marcha local. Siprus calificó como “insuficiente” la propuesta salarial del gobierno provincial del 25% en tres tramos y exige un salario mínimo, vital y móvil de $25 mil pesos.

Los integrantes del Gremio Odontológico Argentino (GOA – CTAA) del sur de Santa Fe permanece de paro en PAMI dese el martes por la falta pago de cápita desde el mes febrero que deberían haber cobrado el 20 de marzo y la deuda que sostiene la obra social por el adicional por prótesis de diciembre de 2016. Además denuncian graves persecuciones internas: “están intimando a los odontólogos con cartas documento, generando cataratas de multas por cuestionamientos insólitos y supuestas faltas de los trabajadores que son infundadas, es realmente increíble la persecución que nos están realizando y nos sorprende que no nos llamen a dialogar cuando mostramos predisposición en contacto con la directora”, contó la dirigenta del sindicato, Norma Cáceres. Por eso también se sumarán a la marcha con sus reclamos.

Además, otros sectores del mundo del trabajo se sumarán a la marcha que partirá a las 10.00 horas desde Plaza 25 Mayo a la San Martín, entre ellos una delegación de obreros y empleados aceiteros del SOEAR.

El Consejo Directivo Nacional de ATE en tanto, dispuso llamar a un Paro Nacional para el próximo 6 de abril en sintonía con la medida dispuesta por la CGT, pero en una jornada de protesta con diferentes modalidades que se llevarán adelante en cada rincón del país. Luego se aprobó convocar a un Paro Nacional de ATE, con movilización, para el próximo 19 de abril. Exigen el cese del ajuste, paritarias sin techo y no menores a 38%, entre otros puntos.

La gran marcha y paro del 30 de marzo de 1982

Seguir haciendo historia

El 30 de marzo de 1982, los trabajadores nucleados en la CGT Brasil bajo la conducción de Saúl Ubaldini convocaron a una jornada de protesta en todo el país, con las consignas “Paz, Pan y Trabajo” y “Abajo la dictadura militar”. No importó la presión de los militares, ni la cantidad de carros de asalto, hidrantes, la montada de la policía federal, militares en traje de fajina, armas largas y cortas, por todo el centro porteño. Al grito de “el Pueblo Unido jamás será vencido”, “Se va a acabar, se va a acabar la dictadura militar” y “Luche luche que se van”, la columna de trabajadores avanzó por la 9 de Julio en dirección a Casa Rosada. Hubo represión durante horas, más de 2500 heridos y unos 4000 detenidos en todo el país.

Según relata el historiador obrero Leónidas ‘Noni’ Ceruti “entre los detenidos figuraban el entonces secretario general de la CGT nacional, Saúl Ubaldini, y cinco integrantes de la comisión directiva; el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, junto a un grupo de madres de Plaza de Mayo. Las imágenes trascendieron adentro y afuera del país. Hubo manifestaciones en Mendoza, donde la represión culminó con el asesinato de un sindicalista; en Rosario, dos mil trabajadores recorrieron el centro de la ciudad con consignas contra la dictadura; en Mar del Plata y San Miguel de Tucumán detuvieron a doscientas personas por repudiar al gobierno militar; en Córdoba, el Tercer Cuerpo del Ejército patrulló las calles con columnas de hasta siete vehículos militares por temor a la movilización de los trabajadores”.

“Al día siguiente, la CGT elaboró un documento afirmando que el proceso militar estaba “en desintegración y desbande” y reclamando un gobierno cívico militar de transición a la democracia. Ese texto nunca llegó a difundirse, porque antes los militares salieron de la sombría situación en que se habían colocado fugando a Malvinas”. La guerra inició el 2 de abril de 1982.

Volviendo a la actualidad, a 35 años de aquella gesta, Terés consideró “emblemático, muy importante que distintos sectores hayan definido esta Jornada Nacional de Lucha el 30 de marzo, apuntalando el paro nacional del 6 de abril, asentándonos en lo fundamental que tiene el trabajador: la defensa del empleo”.

Además, enumeró como parte del pliego reivindicativo común “paritarias libres sin techo, defensa de las condiciones de trabajo y la lucha contra del intento de reconversión productiva que tiende a flexibilizar todos los convenios colectivos. “Hay un objetivo estratégico, que muchas organizaciones sindicales amigas del gobierno han firmado, que es la reconversión productiva que va a cercenar derechos a los trabajadores para crear un clima de negocios con exponenciales ganancias para los sectores del capital concentrado”, denunció.

De este modo, el mes de marzo que inició con multitudinarias e históricas jornadas de lucha, se despide con otra convocatoria a ocupar las calles del país. El plan de ajuste del los gobiernos está en marcha. La creciente resistencia para evitar que siga recayendo sobre los trabajadores y trabajadoras, también.

*Nota y fotos: Sofía Alberti, Comunicación CTA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *