Última dictadura |

Quebrar la impunidad en la “Quinta de los Comandantes”

Este fin de semana se confirmó que en la conocida “Quinta de los Comandantes” funcionó un centro clandestino de detención.
Ago, 18. 2020
CTAA provincia de Santa Fe

Este fin de semana se confirmó que en la conocida “Quinta de los Comandantes” funcionó un centro clandestino de detención. Después de 44 años, Graciela Esperanza Villarreal pudo reconocer con detalle el lugar donde estuvo ilegalmente detenida, dando lugar a un reclamo que vienen haciendo algunos compañeros y compañeras desde 1984.

Uno de ellos es Héctor “Chinche” Medina, Secretario de Organización de la CTA Autónoma provincia de Santa Fe, quien venía exigiendo que se reconozca al lugar, ubicado en Ayacucho y Circunvalación, como centro de detención, tortura y exterminio. Él tiene la presunción de que allí podría estar el cuerpo de su hermano, Oscar, quien permanece desaparecido, junto con otros compañeros del PRT vinculados a la causa Klotzman. Según su relato, no hay rastros de estas víctimas en otros centros de detención, en sintonía con la definición de la última dictadura de eliminar absolutamente a la militancia de esa organización política. En este lugar podrían haber estado los compañeros del Cordón, de la Ribera del Paraná, desde puerto General San Martín, San Lorenzo, Rosario y Villa Constitución sobre quienes nada se sabe. Este es el lugar ideal para haberlos hecho desaparecer sin dejar rastros.

Por ello apoyamos el desarrollo de la investigación en ese lugar, encabezada por el juez Marcelo Bailaque y el fiscal federal Adolfo Villatte, quienes ya ordenaron preservar el predio donde comenzará a trabajar el Equipo Argentino de Antropología Forense. Allí llevará adelante la búsqueda de los compañeros que pueden haber sido enterrados en el predio del Regimiento 11 de Rosario, que está a continuación de la Quinta de los Comandantes.

Desde esta Central consideramos que la historia que se abre detrás de este reconocimiento también es de suma importancia política, ya que sabemos que en esa Quinta, primero Ramón Díaz Bessone y luego Leopoldo Galtieri, se reunían con empresarios, dirigentes sindicales, deportivos, políticos y eclesiásticos que participaron del golpe de Estado genocida iniciado en 1976, pasando información para llevar adelante la represión contra el pueblo y sus organizaciones.

Vivimos momentos clave en los que en nuestra provincia se juega la lucha por quebrar la impunidad de las patronales, de las mafias, de las multinacionales, en cada rincón del territorio y en todas sus modalidades. Por ello toma tal importancia una causa como esta, para quebrar la impunidad de la que aún gozan quienes integraron, sostuvieron y apoyaron la última dictadura en nuestra zona.

 

Milagros Demiryi, Secretaria de Derechos Humanos

Gustavo Martínez, Secretario General 

CTA Autónoma provincia de Santa Fe

Foto: Andrés Macera

Destacadas

+

Campañas

+

Calendario

Archivo

Categorías

Más noticias