A 14 años de la Inundación: la plaza volvió a exigir justicia

Por Comunicación CTAA* | El sábado 29 de abril alrededor de mil personas se manifestaron hacia la Plaza 25 de Mayo y Tribunales, a 14 años de la emergencia hídrica más grande de la historia de Santa Fe. De la marcha participaron distintas organizaciones de Derechos Humanos, culturales, estudiantiles, políticas y sociales, entre ellas la CTA Autónoma, quienes realizaron como en cada aniversario del ingreso del Salado a la ciudad, un acto marcado por el reclamó de justicia y el recuerdo a las víctimas.

En abril de 2003, las continuas lluvias y la creciente del río Salado provocaron el desborde del cauce y el ingreso del agua por el sector oeste de la ciudad, donde la obra de defensa no estaba completa. La investigación judicial sobre las responsabilidades de la catástrofe, que dejó 23 muertos y más de 120.000 afectados -cifra cuestionada por el movimiento de derechos humanos que contabiliza 160 víctimas fatales- cuenta con la complicidad de una justicia que no avanzó lo suficiente como para identificar culpables, y se encuentra hoy dirimiéndose con el perverso interés de los poderosos para que la causa pueda prescribir.

Una investigación por el crimen hídrico que lleva en Tribunales tantos años como el propio crimen, pero que aún hoy no encontró sentencia ni condenados. Con un expediente, que no incluye entre los procesados a Carlos Alberto Reutemann o al fallecido Jorge Obeid, quienes inauguraron la obra incompleta de defensa que daría pasó al Salado.

Desde las 17Hs la marcha recorrió desde Plaza del Soldado hasta Plaza de Mayo, donde la principal consigna fue: “Todos somos inundados”. Como cada año, previamente se había instalado la “Carpa Negra por la Dignidad y la Justicia” en la plaza, un recordatorio de que la mayor tragedia vivida por los santafesinos aún permanece impune. El acto comenzó con la lectura del documento a cuatro voces, y luego en el medio de la Plaza, entre los mástiles y las cruces, se mencionaron los muertos en estos 14 años por secuelas de las inundaciones de 2003 y de 2007. Junto al de los ex mandatarios provinciales, el apellido más recurrente fue el del ministro de la Corte Suprema, Rafael Gutiérrez, considerado el principal culpable del cajoneo y la ralentización de la causa.

En relación al nuevo aniversario de la impunidad, el documento leído expresó: “Son 158 muertos y sólo 18 figuran en la causa penal; el resto es descarte. De eso, tendría que hablar esta Corte, del crimen hídrico, de los responsables de la obra inconclusa, de no ordenar la evacuación, de no cuidar a los ciudadanos. Pero no es así. Solo privilegian lo formal, nos tratan de conducir a una trampa inmunda. Y hasta pueden llegar a decirnos: ‘(los imputados) son culpables, pero la acción penal está prescripta’. La impunidad propia de los que tienen dinero y poder es la bandera que levantan estos tilingos de la justicia santafesina”.

Después en otros párrafos siguientes se volvió a insistir con el estado actual de la causa, señalando: “Vivimos momentos decisivos en cuanto a la manifestación de justicia o impunidad por parte de la Corte Suprema de Justicia. Corte mayoritariamente reutemanista y que sospechosamente demora su manifestación sobre la queja judicial presentada por el payaso asesino ex intendente de esta ciudad Marcelo Álvarez, hoy refugiado en un pueblo de la costa santafesina tratando de pasar desapercibido. La Corte está esperando con su demora que se acerquen los días electorales de este año 2017 para atemperar el impacto de su dubitativa decisión”.

Y se remarcó, “La Corte tiene la oportunidad histórica. Si cierra la causa sellará la impunidad que seguiremos sufriendo los santafesinos. De lo contrario, daremos un paso para restañar las profundas heridas que quedan”, planteó la Asamblea de Inundados.

Luego de la lectura del documento, los miembros de la Marcha de las Antorchas realizaron el ritual de cada 29 de abril: leyeron los nombres de los muertos mientras la gente exclamaban: “¡Presente!”. En ese momento la marcha cruzó a Tribunales a repetir el reclamo los inundados: “Juicio y castigo a los culpables. Justicia en todo y para todos”. Para finalizar la jornada de reclamo, en el escenario central tomó la palabra Celeste Lepratti, hermana de Pocho (muerto durante la crisis de 2001 en Rosario), quien exigió “cárcel para Reutemann, por inundador y asesino del pueblo”. La jornada se cerró con un recital del músico César Ayala.

Por Lautaro Castro, Comunicación CTAA Santa Fe

Fotos: Lautaro Castro

Notas vinculadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *