Canas verdes: militarizaron la puerta de PAMI ante reclamo de reincorporación

Por Sofía Alberti | La UGL IX amaneció custodiada por Gendarmería Nacional en un hecho inédito que incluyó recorridas internas de los agentes. Esta mañana estaba convocado un nuevo acto por la reincorporación de Norma Cáceres, dirigenta del Gremio Odontológico Argentino. Allí se hizo, con hasta cuatro camionetas con personal de la fuerza. Sin respuestas de las autoridades, se llamó a una gran concentración el viernes al mediodía.

Inédito y exagerado. Así fue el operativo montado frente a la sede de PAMI Rosario. Es que cuatro camionetas de Gendarmería Nacional, más gendarmes recorriendo el interior de la obra social de los jubilados, ante la presencia de un grupo de personas que protestó y realizó asamblea sin siquiera cortar la calle, sonó a demasiado.

“Esta mañana nos encontramos con personal de Gendarmería a pedido de la directora: esta es la respuesta que Milva Sánchez nos da a los trabajadores y los afiliados a PAMI. Hay gendarmes caminando entre los afiliados y nosotros venimos a denunciar este despido por arbitrario e injusto, a repudiarlo, a pedir la reincorporación urgente de nuestra compañera”, manifestó con duro enojo la referente de la Junta Interna de ATE Rosario en PAMI, Sandra Silvetti.

La expresión de incomprensión, sorpresa y bronca se replicaba en los y las presentes.  No es para menos, con una obra social colapsada, donde hace unos días una jubilada de San Lorenzo murió de un simple edema de glotis por no contar con un sanatorio que la reciba, con un sistema de emergencias privatizado y dos policlínicos prácticamente parados, según denuncian desde ATE Rosario. Además, en medio de una reunión conciliatoria en el Ministerio de Trabajo de la Nación, se despide a la referente gremial de los odontólogos que encabezaba los reclamos del sector por condiciones de trabajo, reconocimiento laboral e incremento de las cápitas.

“En PAMI los trabajadores que se organizan tienen como respuesta despidos y amedrentamiento. Acá hay falencias en lo prestacional, de prótesis, murió una afiliada porque ningún sanatorio la recibió. Y las respuestas son despidos, en vez de tomar compañeros para subsanar el déficit”, denunció Silvetti.

“El problema que tiene PAMI lo tenemos nosotros también. Se ha resentido el servicio odontológico en PAMI llegando a esta instancia, es desesperante. Nos preocupa porque me levante a la mañana y no escuché en la radio que había estado de sitio, vengo acá y me encuentro con esto (señalando a Gendarmería). Es una imagen vergonzosa. Esto se resuelve retornando al Instituto a quienes corresponde: los trabajadores y los jubilados”, expresó Ernesto Sosa, de la Mesa Coordinadora de Jubilados y Pensionados.

Despido persecutorio

El GOA hace ya un año y medio representa a cientos de odontólogos en Santa Fe. Ha encabezado la denuncia por las cuestionables formas de contratación y pago. Los profesionales tienen obligaciones de trabajadores de planta, pero derechos de trabajadores en negro. Asisten con trabajo profesional de formación universitaria y cobran cápitas de $12 sin aporte para insumos y el sostenimiento de sus consultorios.  Así atraviesan durante años su vínculo laboral con el PAMI. Por eso se organizaron, eligieron su referente y ésta fue despedida en el marco de una mesa de negociación en el Ministerio de Trabajo que, de hecho, está en cuarto intermedio hasta el 5 de julio.

El Secretario Gremial de la CTA Rosario, Gustavo Brufman, recordó que el despido de la Delegada Provincial del GOA-CTAA se da en el marco de “un plan sistemático, llevado delante de manera precisa para desarticular cualquier tipo de organización y resistencia basadas en reclamo por condiciones laborales y salariales. Veníamos reclamando por compañeros  que venían siendo víctimas de abusos, incluso compañeras embarazadas y otra enferma a las que se las multó. Ante esto, la persona que se transforma en la voz pública de los compañeros es atacada, y hoy se avanza  intentando amedrentar a los propios afiliados. Es una aberración”.

“Yo atendía 1200 cápitas en zonas muy pobres de Rosario. Llevo 15 años en PAMI, soy mujer único sostén de hogar. El viernes 16 recibí la notificación de despido que decía que se prescindía de mis servicios sin expresión de causa. Estábamos en el marco de una reunión conciliatoria en el Ministerio de Trabajo donde soy reconocida por las autoridades como referente provincial del sindicato. Está claro que es una maniobra de persecución, netamente gremial, somos los únicos que venimos reclamando desde incluso gestiones anteriores por condiciones de trabajo”, explicó Norma Cáceres.

Ante la falta de respuestas, el próximo viernes habrá un gran acto en las puertas de la UGL IX, San Lorenzo 926, exigiendo la inmediata reincorporación de la odontóloga. Asimismo, como en cada movida se reiterarán los reclamos de los y las profesionales del PAMI y se denunciarán las pauperización del Instituto exigiendo que se normalice en manos de trabajadores y afiliados. Se verá entonces si nuevamente la respuesta de la Directora del Instituto, Milva Sánchez, es poner gendarmes, o si con más tino define reincorporar a la mujer con fueros gremiales que, como afirmó en la última reunión, despidió “porque sí”.

*Nota y fotos: Sofía Alberti, Comunicación CTA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *