Cargill faltó a audiencia y obreros denuncian situación de riesgo en planta

Por Prensa SOEAR* | Desde el SOEAR venimos a comunicar que en el día Lunes 16 de abril de 2018 a las 12 hs. estaba previsto se celebre la segunda audiencia en el marco del conflicto que el Gremio tiene con la multinacional Cargill. Audiencia que no se pudo celebrar debido a la incomparecencia de la patronal. Este es el comportamiento normal que viene llevando la empresa desde comienzos del conflicto y que es la ausencia total de diálogo. Hace presentaciones ante el Ministerio de Trabajo con escrito donde relata hechos falsos y además no comparece a las audiencias que el mismo Ministerio convoca.

Foto: Sofía Alberti

Para que los compañeros estén anoticiados pasamos a transcribir el acta del día 16 de abril de 2018:
“En la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, a los 16 días del mes de abril de 2018, en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia de Santa Fe, por ante funcionario actuante de la Dirección Provincial de Relaciones Laborales, siendo día y hora de audiencia designada, dentro de los autos caratulados “Cargill SA s/ su comunicación”, expte. Nº 01604-0201687-3 (…). Abierto el acto toma la palabra la representación sindical quien manifiesta: “que rechazamos los hechos que la empresa denuncia en sus escritos de fecha 11 y 16 de abril de 2018 por ser absolutamente falsos. La patronal vuelve a provocar a los trabajadores, en este caso con denuncias de hechos falsos y con su injustificada incomparecencia a la presente audiencia, lo que demuestra una vez más su desinterés por cualquier mesa de diálogo que busque solucionar el conflicto por ellos provocados. Nunca corrió ni ha corrido peligro alguno la integridad física y la dignidad, si es que la tuvieran, de los representantes patronales, por el accionar del SOEAR. Respecto a la denuncia realizada por la empresa en fecha 4 de abril de 2018, en la que anuncia el lockout de las plantas de VGG y Bahía Blanca, en primer lugar reiteramos el rechazo al ilegal lockout de la empresa y a su insólita decisión de suspender a los trabajadores sin goce de haberes. Asimismo rechazamos todas las imputaciones y aseveraciones que la empresa hace, las que son falsas y genéricas. En especial que existan “medidas ilegítimas de acción directa” dispuestas por el SOEAR desde marzo de 2018. Lo que existe es un conflicto colectivo de trabajo por la reincorporación de 44 trabajadores aceiteros, todos afiliados al SOEAR que la empresa decidió despedir sin causa alguna. Vencida la conciliación obligatoria, se vienen desarrollando huelgas en los establecimientos, como así también numerosas retenciones de tareas con motivo de la imposibilidad de operar en condiciones seguras por la falta de personal apto, lo cual ha sido constatado por la Dirección Provincial de Salud y Seguridad en el trabajo de esta cartera laboral. El ejercicio del derecho de huelga ya sea durante la parada, mientras dura y en el momento de arranque, se realiza en condiciones de seguridad total, como siempre se ha realizado. Tal es así que la totalidad de la plantilla viene permaneciendo en sus puestos de trabajo garantizando una rápida respuesta ante inconvenientes que al día de la fecha no han sucedido. La realidad de los hechos es que, pese a los esfuerzo de los trabajadores, el que pone en riesgo la salud de los mismos y el patrimonio de la empresa es la misma Cargill; tal es así que en el día de la fecha hemos denunciado ante la mencionada Dirección bajo registro nº 807 la situación peligrosa que atraviesa el establecimiento por las exclusivas decisiones de la patronal. En esta caso, la celda número 2 con más de 80.000 toneladas de soja y con un tiempo de acopio de un mes, con calidades de porotos de soja en pésimas condiciones, con una zona de temperatura en el centro de la celda que va desde los 52º a 60º en distintos sectores. Este foco fue descubierto por los trabajadores y comunicado al personal jerárquico hace 15 días. Hacemos responsable a la empresa de la integridad de los trabajadores y del establecimiento ante el cada vez más probable incendio de esa celda, como ya ha ocurrido con el silo diario nº 11 el día 18 de diciembre de 2017. La empresa dice que la Provincia de Santa Fe no le da garantías para venir a la audiencia y contemporáneamente expone a los trabajadores a un incendio del establecimiento. Nada está haciendo Cargill para evitarlo, sino todo lo contrario, busca que suceda para culpar a este sector de sus incapacidades. Tal como hemos dicho en nuestro escrito del 5 de abril de 2018, recordamos que este expediente fue iniciado por esta parte en diciembre de 2017 ante la circulación de una “lista negra” de trabajadores que iban a ser despedidos. La empresa, ante su demostrada incapacidad de solucionar un conflicto que sus mentiras y decisiones unilaterales provocó, sin que siquiera haya podido justificar uno sólo de los despidos, ahora cierra sus establecimientos y amenaza con volver a hacerlo. Tal es la mala fe con la que viene actuando que ha escondido a ese Ministerio su decisión de suspender a los trabajadores sin pagar salarios. El accionar patronal sólo busca disciplinar a los trabajadores huelguistas para que cesen en el legítimo ejercicio de su constitucional derecho, y se enmarca en un plan sistemático de la empresa de intimidación y persecución. Si como dice su “prioridad es la seguridad de nuestro personal y de nuestras operaciones” sólo una cosa debe hacer: reincorporar a los trabajadores despedidos, garantizar la integridad del establecimiento y de los trabajadores, cesar en su conducta persecutoria y discriminatoria y volver a sentarse en una mesa de diálogo que en forma caprichosa ella misma rompió”.

Reafirmamos nuestra legítima lucha en pos de la reincorporación de todos los trabajadores despedidos sin causa. A su vez, repudiamos el accionar patronal que viene teniendo la empresa para con los trabajadores y dirigentes sindicales en su intento de disciplinamiento de la clase trabajadora. Nos mantenemos más unidos que nunca y en estado de alerta permanente. La unidad es el único camino para garantizar la dignidad de todos los trabajadores.

*Prensa del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *