Causa Inundación 2003: La justicia que sigue mirando y parece que nunca ve

Por Lautaro Castro* | El pasado 9 de febrero la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe dio lugar a la queja del abogado defensor del ex intendente de Santa Fe en la causa que investiga las responsabilidades políticas de los hechos sucedidos en 2003. En la misma,  junto a otros dos funcionarios, el ex mandatario local está imputado por “Estrago culposo agravado por la muerte de 18 personas”.

IMG_3356Lo que se pretende es dejar sin efecto una resolución de la Cámara de Apelación en lo Penal que había rechazado el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la defensa del ex intendente. Dejando en claro la apuesta de Álvarez: que la causa caiga por completo en los tribunales provinciales.

En este sentido, Jorge Castro y Milagros Demiryi, quienes son los actores civiles en la causa que investiga las responsabilidades de los funcionarios durante la inundación de 2003, ven con profunda preocupación esta nueva medida tomada por el poder judicial.

demiryi

Demiryi en el último acto en conmemoración de la inundación

Conocida la noticia, Demiryi, expreso “esta causa se ha sostenido y está viva gracias a la lucha de muchos santafesinos y siempre hemos optado por el camino de la justicia con la expectativa de que alguna vez se ponga los pantalones. Los 14 años han demostrado que acá se va consagrando la impunidad año a año, hasta ahora la justicia no pudo resolver nada, lo cual es significativo porque se trata de hombres con poder político. En un país donde no existe la cultura del “rendir cuentas al pueblo”, y menos aún del que aquel que las hace, la paga, los funcionarios públicos de esta democracia brotada de injusticias han acumulado en su práctica política el estandarte de la IMPUNIDAD con mayúscula”.

Cabe recordar que además de Álvarez, la causa tiene imputados a otros dos ex funcionarios, el ex ministro de Obras Públicas, Edgardo Berli, y el ex director provincial de Hidráulica, Ricardo Fratti. Todos están acusados por el delito de estrago culposo.

La causa tramita con el Código Penal viejo, uno de los más antiguos de Latinoamérica, donde todos los jueces que han pasado han construido impunidad. En relación a los vericuetos legales por los que han atravesado, Milagros manifestó, “en estos 14 años, de todos los fiscales que ha habido en la causa uno solo apeló, es decir que cumplió con la función que le correspondía. Las víctimas en este sistema no tenemos casi posibilidades de defendernos y quienes tendrían que hacerlo no lo han hecho en la historia de la causa”.

El dictamen será remitido en los próximos días a la Procuraduría General de la Corte, quien evaluará los pasos a seguir. No obstante ello, y sin fecha establecida, el tribunal máximo de Justicia tendrá que determinar próximamente si la causa prescribe o si emite algún otro tipo de alternativa a un conflicto que el próximo 29 de abril cumplirá 14 años.

IMG_3360Suprema Corte de Injusticia

A propósito del nuevo fallo, Demiryi sostuvo, “esta corte con color Reutemannista (en referencia al entonces Gobernador Carlos Reutemann), es quien hoy va tener la última palabra sobre la causa, porque ese sistema penal así lo determina. Con este recurso que ha presentado la defensa de Álvarez lo que hace la Corte es habilitarlos a que fundamente porque está pidiendo la prescripción de la causa”.

Además Milagros recalcó el perverso poder que está detrás de esta nueva decisión, indicando, “¿A quién le están dando esta posibilidad? A la persona que aseguró el mismo 29 de abril en la radio, que distintos barrios no se iban a inundar y después tuvieron cuatro metros de agua, justamente los barrios donde se registró el número más alto de muertes. A ese personaje le están dando la posibilidad. Ahora la opción que queda es que el fiscal de cámara apele y que la justicia santafesina alguna vez demuestre que puede obrar en competencia y que hay igualdad ante la ley”.  

En consecuencia, uno de los actores civiles de la causa inundación subrayo, “Álvarez como Reutemann son responsables políticos y penales, porque no avisaron lo que tenían que avisar, eso está probado. No cumplieron con las funciones que tenían que cumplir, el gobernante no cuida al ciudadano, le importa el voto y después hace sus negocios. Las pruebas hablan por sí solas, son abundantes y contundentes”.

 Nuevamente la justicia le hace un guiño a los poderosos, de nuevo la impunidad encuentra un nuevo aval en el poder judicial que dice representar a todos los ciudadanos por igual. Mientras tanto, la lucha de los damnificados por la inundación evitable del 2003 sigue esperando que se juzgue a los funcionarios culpables del crimen hídrico, catorce años después y con 158 víctimas que ya no están. La lucha por la justicia continuará, intentando hacer que la justicia alguna vez mire y finalmente quiera ver.

Por Lautaro Castro, Comunicación CTAA Santa Fe

Fotos: Sofía Alberti

Nota vinculada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *