Censuran la proyección de un film sobre la lucha del pueblo saharaui

Por Comunicación CTAA* | El documental Diáspora en el Sahara de Néstor Suleiman,  fue levantado de la plataforma cine.ar del Instituto Nacional de Cine (INCAA). Primero se había bloqueado la posibilidad de poder proyectarlo en los espacios que el INCAA tiene en provincia de Buenos Aires y Capital Federal. Una nueva avanzada de la Embajada de Marruecos que atenta contra los derechos y libertades también en Argentina.

La película que fue auspiciada por el INCAA, por él fue levantada de la grilla, de los espacios de difusión y la plataforma online cine.ar a pedido de la embajada marroquí. Néstor Suleiman es Presidente del Centro Cultural Argentino Iraquí y recorrió diversas provincias presentando su película “Diáspora en el Sahara”.  En junio de este año, con motivo de la avant premiere en Rosario y su declaración de interés municipal, detallaba: “Esta producción pretende ubicar la zona de conflicto en Magreb (la zona más occidental del mundo árabe), la expectativa de un pueblo que lucha por su emancipación y difundir y formar a la opinión pública. Abre un espacio de reflexión con esta problemática vinculada a los derechos humanos y a la realidad de un pueblo que quiere vivir dignamente”, explicó.

Mirá el documental completo

El territorio en cuestión está rodeado por el Atlántico, Marruecos, Argelia y Mauritania. Un lugar rico en recursos naturales, con una ubicación estratégica en clave comercial. Los 284 mil kilómetros cuadrados que representa ese punto en el mapa contienen una realidad que pone en crisis el concepto mismo de ‘humanidad’. Y no es nueva. Durante los movimientos independentistas africanos de los 60 y 70, Sahara Occidental quedó entrampado como botín de guerra.

El Frente Polisario, organización independentista, dio batalla a la colonizadora España y conformó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Pero, por un acuerdo entre el país colonizador que emprendió la retirada en 1976, Marruecos y Mauritania, las tropas de estos dos últimos países ocuparon las ciudades del Sahara Occidental. Hasta hoy Marruecos usurpa dos tercios del territorio y hace de él el campo de concentración a cielo abierto más grande del mundo.

La embajada de Marruecos en Argentina ya había protestado por la declaración  de interés municipal de la película e intentó por todos los medios cercenar la posibilidad que se conociera la realidad Saharaui. Por parte de las autoridades nacionales hubo una cesión en este sentido que claramente atenta contra la libertad de expresión y las transforma en cómplices del silenciamiento del padecer de un pueblo que resiste heroicamente.

Desde la CTA Autónoma Provincia de Santa Fe se repudió enérgicamente la definición de sacar de la grilla e impedir la proyección de este documental, considerado una herramienta esclarecedora de la situación en el Sahara, en pos de articular la solidaridad internacional para terminar con el último bastión del coloniaje en África y garantizar la libertad y autodeterminación del pueblo Saharaui.

*Comunicación CTAA Provincia de Santa Fe

Nota vinculada: Saharaui, la esperanza en el mundo árabe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *