Contra el ajuste y por reapertura de paritarias

Por Comunicación CTAA* | Esta mañana, la CTA Autónoma junto a ATE Rosario, Amsafe Rosario, Siprus y delegaciones del gremio docente de General López, Belgrano y Caseros, realizaron una clase pública. Exigieron reapertura de la paritaria, adelantamiento de la cláusula gatillo y actualización de las asignaciones familiares. Además se pronunciaron contra el bono como mecanismo de dispersión de la lucha y consideraron urgente el paro nacional y plan de lucha.

Fotos: Sofía Alberti

En una jornada soleada, la Plaza San Martin sirvió de aula abierta. Allí estatales, docentes y profesionales de la salud junto a representantes de organizaciones sociales como la CCC, gremios de Aceiteros, Telefónicos y Municipales, expusieron sobre los principales puntos que preocupan a los y las trabajadoras públicas provinciales. Hubo una importante delegación de la comunidad Qom de las escuelas 1344 y 1333.

“El Gobierno insiste con que tomó la mejor estrategia salarial del país. Nuestros ingresos están entre un 13 y un 15% debajo del índice inflacionario. La cláusula gatillo llega tarde y mal”, expresó el Secretario General de la CTAA y Amsafe Rosario, Gustavo Terés. Apuntó a la inflación desatada y los tarifazos en los servicios y la obra social que ponen en jaque el poder adquisitivo de los salarios.

Además, denunció que para el gobierno provincial “nuestros hijos valen cinco veces menos que en otras provincias, abonando asignaciones familiares de miseria”. Por eso exigió la actualización inmediata de los montos que, en el caso de la asignación por hijo es cinco veces menor que en otras provincias.

Referentes de los gremios

Desde ATE Rosario, su Secretaria Adjunta y Secretaria de Organización de la Central local, Lorena Almirón, destacó que la lucha por salarios dignos es de larga data. “Exigimos hace años un salario acorde a la canasta familiar, que hoy ronda los 35 mil pesos y muchos trabajadores provinciales cobramos 15 mil pesos. Con una inflación del 45% queremos el aumento correspondiente. Venimos con paritarias a la baja hace mucho tiempo”.

María Fernanda Boriotti, Presidenta de SIPRUS y Adjunta de la CTAA Regional Rosario, expresó su preocupación por la pérdida del poder adquisitivo, las condiciones de trabajo y el empleo en negro en la provincia. “Necesitamos que se cumplan los acuerdos paritarios previos, que la cláusula gatillo no se aplique detrás de la pérdida de salario, que se creen los cargos necesarios, se produzcan los pase a planta del personal y se dote al sistema de salud pública de la infraestructura necesaria para atender la creciente demanda”, afirmó.

Golpe al pueblo

Pasaje especial se destinó a abordar la problemática del Presupuesto Nacional y la quita de aportes del gobierno central al estado provincial, como así también el bono que la CGT acordó con el macrismo y la cúpula empresarial.

“En este presupuesto crece el pago de la deuda y de intereses y el resto de los rubros son a la baja: 70% menos en construcción de escuelas, 60% en formación docente. Es una afrenta contra nuestro pueblo que no termina acá.  Hay que seguirla en noviembre y diciembre porque vienen por más. Quieren modificar el régimen previsional docente, quieren la reforma laboral para precarizar aún más a los trabajadores. El tema es claro: o se está con los derechos de nuestro pueblo o con el Fondo Monetario Internacional y quienes pretenden que seamos más aún más una colonia”, expresó Terés.

Defendiendo la salud como un derecho humano, Boriotti recordó que la ley presupuestaria que espera la aprobación del Senado de la Nación el 14 de noviembre “tiene un recorte muy fuerte en el sector salud que impactará fuerte en las provincias”. Lo que repercutirá en áreas sensibles como vacunas, medicamentos, tratamientos para cáncer, HIV, entre otras.

La referente de los y las profesionales de la salud contó el panorama latinoamericano. Mientras países como Bolivia y México van camino a un sistema único de salud, en los demás se retroceden décadas de historia discutiendo la Cobertura Universal bajo la lógica de la mercantilización del derecho.

Polemizando en la clase pública, dejó el interrogante del rol de las obras sociales. “Es una competencia de mercado de prestaciones de servicios según capacidad de aportes de los afiliados. Es hora de empezar a cuestionarnos y debatir qué queremos. ¿Estaríamos dispuestos a avanzar y que IAPOS sea absorbido por el sistema público de salud? Deberíamos pensar qué necesita el sistema público para que toda la ciudadanía se atienda en él. Como el sistema público educativo. Tenemos que replantear qué sistema público de salud necesitamos en el país”.

En este panorama de ajuste que repercutirá en derechos elementales, el bono de cinco mil pesos que negoció la dirigencia de la Confederación General del Trabajo con el gobierno nacional, fue repudiado por los gremios estatales. “Se instaló para adormecer a los dirigentes que quieren ser adormecidos, el miserable bono de cinco mil pesos es para algunos trabajadores privados. Su único objetivo es que no haya plan de lucha y que la CGT sea la lame botas del gobierno nacional y el poder económico”, consideró Terés. Por eso convocó a construir un paro nacional activo de 36 horas y un plan de lucha. “Vamos a seguir organizando la lucha a nivel nacional porque con el G20 habrá una lucha internacionalista”, adelantó.

*Comunicación CTAA Regional Rosario – Fotos: Sofía Alberti

#Ahora Plaza San Martín jornada por reapertura de paritarias y condiciones de trabajo

Publicado por CTA Rosario en Jueves, 8 de noviembre de 2018

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *