Cooperativa La Creciente -MOI: generar identidad sobre lo que se construye

Por Sofía Alberti* | De cara a un 2017 a puro trabajo, hablamos con integrantes de la Cooperativa La Creciente del Movimiento Ocupantes e Inquilinos (MOI – CTAA), sobre los grandes avances en torno a viviendas autogestivas y sustentables en zona sur de nuestra ciudad.

01Según datos censales del 2010, en la Provincia de Santa Fe, 309.567 familias tienen problemas habitacionales, de los cuales el 84% son viviendas recuperables; el déficit registra 120.000 familias: 27% viven en ranchos y casillas, 54% tiene hacinamiento, y un 19% son irrecuperables. En la ciudad de Santa Fe el 45 % de los hogares alquila u ocupa una vivienda, y un 30% no es propietaria (ocupación o préstamo). El déficit habitacional se aproxima a las 24.000 familias y se registran “oficialmente” en la ciudad 40 asentamientos informales en el que habitan unos 70.000 habitantes (Plan Urbano, 2010). En Rosario la situación no es mejor: el censo demostró que los inmuebles vacíos casi duplican el déficit habitacional calculado en 50 mil viviendas.

Con este panorama, hablar de la vivienda propia con lógicas colectivas , parece utópico. Pero no. Un grupo de doce familias batalló organizadamente en 2015 y 2016 por lograr la aprobación en septiembre de un proyecto habitacional cooperativo en el sur de Rosario. Se trata de un convenio entre el MOI y las secretarías de Hábitat de la Provincia y de Vivienda de la Municipalidad, sobre un terreno con una construcción nunca concluida que es del Servicio Público de la Vivienda. La Provincia brindaría el financiamiento para la construcción que, se busca, pueda ser devuelto en cuotas accesibles a 20 o 30 años.

Frente al parque Regional Sur, se planea este monoblock de 12 viviendas, tres departamentos por piso, con ventilación cruzada y entre dos y cuatro dormitorios con espacios comunes para los ejecutores del proyecto y un espacio sociocomunitario dentro del predio para generar interrelación con la comunidad.

02

González, Moter y Abraham

La Asamblea como forma organizativa

En Rosario, el proyecto de La Creciente “arranca hace cinco años con un empuje enorme de dos compañeros que dan con el MOI en Buenos Aires. En la medida que fue tomando forma ese grupo anárquico que se juntaba en La Toma, de entre dos y cuatro familias interesadas en el acceso a la vivienda pero no de cualquier manera, se empiezan a presentar en diferentes instancias de participación,  formación y guardias (espacios de información a la comunidad sobre qué es el MOI).  La asamblea es nuestra forma de organización”, definió Martín Abraham, uno de los integrantes.

La ‘Coope’ se divide en comisiones de trabajo para abarcar diversos frentes. Están la parte técnica, de presupuesto, arquitectónica, finanzas, gestión, entre otras. Pero toda esta dinámica plantea valores propios que no corren la vista de un actor fundamental en la efectivización del derecho a la vivienda: el Estado.

“Es un problema real el de la vivienda y un déficit muy grande. Hay una responsabilidad del Estado en garantizar ese derecho, para que no quede solo en un papel. El Estado debe ser un actor fundamental en todo esto”, afirmó Maite Moter, otra de las compañeras. “El MOI permite ser partícipe del proceso, no es que el Estado viene y te da. Eso genera vínculos humanos muy buenos entre los vecinos y permite discutir con la lógica individualista. Es un proceso social súper interesante por distintos temas”, expresó la joven.

04

La Creciente en el Encuentro Nacional de Niñez

Además de considerar que hay que poner en debate el acceso a las viviendas en la ciudad, señalando que no es necesario el destierro a zonas aledañas sino modificar las pautas de interrelación humana y material con el entorno, desde el MOI plantean el derecho a la belleza. “Está el concepto de que las viviendas sociales tienen que ser modelos estancos, cuadrados y no se piensa en la belleza, siendo que con el mismo dinero se puede hacer algo más habitable, que tenga más ventilación y luz que hacen al placer de vivir ahí”, explicaron.

Como dato distintivo, La Creciente plantea además la sustentabilidad de los espacios construídos, debatiendo sobre la instalación de diversas herramientas para mejorar la relación con el entorno natural, como las vinculadas a la energía solar y el reciclado. Para muestra del crecimiento orgánico, pasaron de una asamblea mensual o bimestral hace 4 años a encuentros quincenales o semanales hoy. Y fueron creciendo en encuentros con otras cooperativas, tanto las que conforman el MOI como otras que no.

El proyecto

Tanto Abraham, como Moter y la tercera participante de la conversación, Yolanda González, integran la Comisión de Gestión. O la ‘picasesos’ como graciosamente le llaman en la Cooperativa a este grupo destinado a la dura tarea de generar encuentros, compromisos, citas, acuerdos y avanzar en los proyectos.

“Seguimos trabajando sobre el convenio, tuvimos buena recepción de los bloques en el Concejo, salvo uno. Se pudo avanzar y hoy tenemos firmado todo lo vinculado a esa institución. Falta cerrar la financiación para avanzar”, contó Yolanda.

“Se trata de un terreno fiscal en el sur de Rosario que forma parte del Servicio Público de la Vivienda , y es uno en los que durante muchos años se anunciaron planes de viviendas para sectores medios. Está dispuesto para eso pero nunca salió. Cuando armamos una cooperativa de vivienda para sectores populares, se nos ofrece ese terreno para empezar el proyecto”, comentó Martín.

03

Una de las reuniones en el Concejo Municipal de Rosario

Pero la Cooperativa de vivienda sola no construye. Por eso, como parte de la estructura también aplicada en el MOI a nivel nacional “buscamos construir una alianza con una cooperativa de trabajo para no caer en las manos de las constructoras de vivienda que se quedan con una buena parte de lo que se destina a la construcción de viviendas populares”. Aplican además un sistema de horas de ayuda mutua, en que cada familia tiene establecido una vez que empieza el proyecto una cantidad determinada de horas semanales. Puede ser en tareas de peón, o hasta cuidando los chicos de quienes están en las obras.

“Se trata de generar identidad sobre lo que se construye y abaratar costos de construcción que permita mejorar la calidad del proyecto”, explicó Abraham. A la par, el entorno barrial es fundamental y ya comenzaron a generar actividades en Casa Arijón para ir conociendo a la gente del lugar. “Es un barrio que tiene un sentido fuerte de pertenencia”, caracterizó González.

En torno al proyecto arquitectónico, una vez garantizados los fondos, se calcula en dos o tres años. ¿Cuánta diferencia hay con un proyecto comercial común? Alrededor de un 20% de diferencia en el presupuesto general. “Además se mejoran las condiciones de trabajo para los compañeros de la cooperativa de trabajo y  se promueven los emprendimientos cooperativos”, explicaron los jóvenes integrantes de la Creciente.

Justamente, parte de los objetivos a mediano plazo es que la experiencia se replique en Rosario y sentar y sentar normativas para el movimiento cooperativo de vivienda, “que no solo da respuesta habitacional sino para crear otro vínculo humano entre vecinos y ciudades”.

Igual, con este gran avance en Rosario el avispero está conmocionado. Con este grupo que promedia los 35 años de edad, hay un “entusiasmo desbordante del MOI, sobre todo de los compañeros de Santa Fe con quienes estamos en permanente diálogo. Ellos están en un proceso similar, pero tenían un terreno nacional que con el cambio de gobierno quedó algo trabado. Pero todos los diálogos a nivel provincial que generemos sirven para todos los proyectos en desarrollo o por desarrollar”, concluyó Martín.

Lo que se viene este año es seguir “piceseseando”, generando vínculos con la comunidad y multiplicar charlas informativas en diversos lugares. Además se invita a conocer más y sumarse vía Facebook

*Sofía Alberti Comunicación CTA Rosario – Provincia de Santa Fe

Fotos: Facebook La Creciente

Notas vinculadas:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *