Cynthia Pok en Rosario: Herramientas para la disputa salarial

Por Sofía Alberti* | La Secretaria de Formación de la CTA Autónoma Nacional Cynthia Pok, encabezó un taller de formación con profesionales de la salud sobre nociones y conceptos estadísticos, para llenar de contenido el debate paritario en desarrollo. “En momentos de debilidad de la clase trabajadora el poder disputa la otra pata, la pata de cómo se produce, entonces viene la reforma laboral y la previsional, donde vulnerabilizan aun más las condiciones”, contextualizó la ex Directora de la Encuesta Permanente de Hogares.

Cynthia Pok

Alrededor de las nueve de la mañana del martes, el aula del segundo piso del Hospital Provincial se fue llenando de profesionales de la salud de distintos puntos de la provincia. Desde Reconquista a Villa Constitución, afiliados al SIPRUS se reunieron a poner sobre la mesa las perspectivas tras el ofrecimiento salarial del gobierno provincial, catalogado al menos de escaso.

Tras esa ronda de opiniones, que preparó el terreno para la insoslayable discusión con las bases del sindicato, Pok expuso en un intercambio claro y llevadero los principales puntos a tener en cuenta como herramientas para que las patronales públicas y privadas “no corran” a trabajadores y trabajadoras con datos y definiciones falsas.

Pok es socióloga y ex Directora de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC. Organismo del que renunció durante la intervención efectuada durante el kirchnerismo y tras el cambio de autoridades volvió a ser parte hasta que vio que los números de la desocupación empezaban a maniobrarse de acuerdo a las necesidades del macrismo.

“Para la CTA Autónoma es muy importante que se realicen estas instancias de formación porque tiene un fin no sólo académico, sino el conocimiento como herramienta para la lucha salarial y de consolidación de las organizaciones, para que los compañeros y compañeros generen autonomía para utilizar esas herramientas”, explicó Cynthia junto a la anfitriona y Presidenta del SIPRUS, María Fernanda Boriotti.

Vulnerar para disciplinar

Según indicó la Secretaria de Formación de la CTAA Nacional, de cada 8 horas y 22 minutos que se trabajan, sólo 2 horas vuelven al trabajador en concepto de salario. Es decir, de lo que produce un trabajador o trabajadora en el país, el 75% se queda en las manos empresarias.

De hecho fue curioso ‘el frisby’ que lanzó el gobierno nacional tras la marcha del 21 de febrero, que congregó medio millón de trabajadores en la 9 de Julio. “Por la marcha se perdieron cinco mil millones de pesos”, denunciaron desde estamentos oficiales. El dato tirado para intentar deslegitimar la movilización volvió a la nariz de quienes lo impulsaron con la demostración de la cantidad de dinero que produce el trabajo en Argentina.  Por eso también se explica otro de los reveladores datos que lanzó Pok: “sólo con el 7% del excedente empresario se cubriría la pobreza e indigencia de nuestro país”.

En Argentina, actualmente la cuarta parte de la Población Económicamente Activa sufre insuficiencia de trabajo y los sectores que más ganan se llevan el 50% del total del ingreso, mientras se ensancha la brecha entre ricos y pobres.

“Las paritarias son el reparto de la plata. Pero en momentos de debilidad de la clase trabajadora el poder disputa la otra pata, la pata de cómo se produce, entonces viene la reforma laboral y la previsional, donde vulnerabilizan aun más las condiciones, lo cual a mediano plazo nos ubica en peores condiciones para disputar el reparto”, sintetizó la referente del campo estadístico.

Para graficar, tipificó lo que dio en llamar “Los cuatro jinetes de la apocalipsis laboral” que constituyen “el núcleo duro central que estructura el mercado de trabajo”:

  • Precariedad: tener una inserción endeble en el mercado laboral, siendo vulnerable;
  • Flexibilización: multifuncionalidad y posibilidad de movimiento de las personas en función de las necesidades de la producción;
  • Intermediación: delegar en otro la relación laboral, como ser las agencias de empleo, contratistas, intermediarios:
  • Externalización: proceso por el cual las organizaciones laborales, como un hospital o una fábrica empezaron a deshacerse de unidades que formaban parte del establecimiento, como mantenimiento, comedores, servicio de ambulancias

En el marco de una muy dura la pérdida de poder adquisitivo y en momentos de debilidad de las organizaciones de trabajadores y trabajadoras, “el poder se centra en vulnerar sus condiciones de participación”. Por eso no está sólo en discusión de cuánto son los aumentos,  sino todo el sistema productivo y las condiciones de trabajo. “El descuartizamiento de conceptos salariales, el presentismo y demás componentes, hacen perder de vista  la inserción firme del trabajador en su puesto laboral y el salario que deviene de ello”, alertó.

Tras un rico debate, la jornada organizada por SIPRUS culminó en un almuerzo colectivo en el que se siguió debatiendo. Sobre la negociación particular, Boriotti recordó que los profesionales de la salud van por un salario mínimo, vital y móvil tal como lo establece la Constitución Nacional, y que el debate salarial no podrá soslayar la mejora de las condiciones de trabajo.

*Nota y fotos: Sofía Alberti, Secretaria de Comunicación CTA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *