El documental como herramienta para compartir y sentir

Por Comunicación CTAA* | Los días 4 y 5 de Mayo, el documentalista Miguel Mirra brindará en Rosario un taller abierto y gratuito de Introducción a la Teoría y Metodología del documental.  Se realizará en la sede de ATE Rosario, San Lorenzo 1879. Además se presentará en estreno el documental “La Búsqueda”, sobre las historias de Gustavo Cortiñas y Darío Santillán.

El curso con dinámica taller a la introducción a la teoría y metodología del documental “no es para documentalistas, sino para gente que se quiere iniciar a hacer algo, o tiene materiales y no sabe qué hacer”, explicó Mirra. “Está dirigido a un público muy amplio, que pretenda acceder a tener elementos para armar un documental abordando más la formación y divulgación que la especialización”, detalló.

Las clases durarán cuatro horas cada una, los días 4 y 5 de mayo. El viernes de 17.00 a 21.00 horas, y el sábado desde las 9.00 a 14.00 horas (por consultas escribir a prensaaterosario@gmail.com). Además se estrenará el documental “La Búsqueda”, sobre Gustavo Cortiñas y Darío Santillan el 4 de mayo a las 21.00 horas, al cierre de la primera jornada.

Miguel Mirra es director con una prolífica creación de audiovisuales que han recogido historias del campo popular, en la voz y trayectos de militantes y personajes destacados. ‘Las ojos cerrados de América Latina’ (2009); ‘Adolfo Pérez Esquivel o Adolfo Pérez Esquivel. Otro mundo es posible’ (2010) ‘Tierra de mujeres’ (2011); ‘Darío Santillán, la dignidad rebelde’ (2012) ‘Norita, Nora Cortiñas’ (2013), son sólo una poción de sus obras más conocidas.

En varias de sus realizaciones ha utilizado recurrentemente el diálogo entre personajes de distintos momentos históricos para sus documentales. Consultado sobre el fin de tal apuesta aseguró: “el objetivo es que se vea que la lucha es la misma y también hacer un homenaje a la joven militancia”.

Soportes, herramientas, consciencia

En un mundo atravesado por la masificación de herramientas de registro, con los celulares irrumpiendo en la escena como elementos al alcance de cualquier persona, el mapa se ha modificado. Pero también hay gran cantidad de personas que poseen materiales antiguos, que pretender empezar a sistematizar o incluso que se plantean empezar a registrar con objetivos concretos determinadas cuestiones de la vida social y personal.  Hacia ellos y ellas también se dirige  la convocatoria. “Hay muchas consultas de la militancia social y gremial, que quiere empezar a registrar su historia, sea con reivindicaciones u otros objetivos”, contó.

La popularización de elementos de registro planteó también la pregunta de si eso afecta o no la calidad y motivación a la hora de pensar audiovisuales. “Cuando apareció el video fue el mismo debate sobre la mejor calidad cinematográfica. No tiene nada que ver el soporte ni la herramienta. Lo importante es la claridad sobre el tema y las herramientas para compartirlos con otros. El soporte puede ser hasta una secuencia fotográfica”, explicó Mirra.

Pero, como en muchas otras cuestiones, el epicentro del debate no es la herramienta sino para qué se usa. “El celular no es un problema, es la utilización como juego individual, apuntamos al documental como herramienta para compartir, conmovernos, movilizarnos, afectarnos colectivamente”, subrayó el documentalista.

¡Sumate al evento en Facebook!

*Por Comunicación CTAA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *