El Gobierno Nacional y el poder Judicial le garantizan impunidad a los genocidas

Por Comunicación CTAA* | En las últimas horas una sucesión de hechos vinculados al intento de consolidar la impunidad en materia de delitos de lesa humanidad nos conmueve, alerta y moviliza: el despido de Santiago Bereciartúa en su rol de representante legal de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en causas contra el terrorismo de Estado y casos de violencia institucional en democracia; la suspensión por parte del Tribunal Federal de Rosario del inicio de la megacausa Feced III donde se juzgará entre otros al ex capellán Eugenio Zitelli; y el otorgamiento de prisión domiciliaria por estrés al represor y apropiador Carlos Hidalgo Garzón. Exigimos la reincorporación ya de Bereciartúa, el inicio del juicio en Rosario, el avance de las causas y la prisión común, perpetua y efectiva a los genocidas.

Santiago Bereciartúa es, además de un compañero de HIJOS, un reconocido abogado que ha llevado la querella oficial por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar. Su trabajo, aportes y participación en los juicios a los genocidas han sido determinantes. En representación del organismo ha intervenido también en resonantes causas por abuso de las fuerzas de seguridad en democracia.

Su desplazamiento habla de mucho más que un despido, que ya en si mismo merece todo nuestro repudio: se trata del corrimiento del Estado Nacional como querellante en las causas por delitos de lesa humanidad y sucedió en vísperas de lo que iba a ser este jueves el inicio de la causa Feced III que investiga la detención ilegal, privación de la libertad, torturas, asesinato y desaparición de compañeros y compañeras.

Pero la otra tremenda noticia es que el Tribunal Federal de Rosario suspendió el inicio de la megacausa Feced III, en la que iban a ser juzgados trece policías de la provincia por delitos de lesa humanidad perpetrados en la última dictadura. Desde la Secretaría de DDHH esgrimieron que el Juez Carlos Villafuerte Ruzo comunicó que no puede integrar el Tribunal porque estará abocado en otro proceso judicial.

Esta no es la primera postergación del juicio de carácter jerárquico por quiénes estarán en el banquillo. Dentro de los trece efectivos de la policía se encuentran, entre otros, el excapellán Eugenio Zitelli, Mario Marcote y José Rubén “El Ciego” Lofiego. Además están Carlos Ulpiano Altamirano, Eduardo Dugour, Julio Héctor Fermoselle, Héctor Oscar Gianola, Daniel González, Ramon Telmo Alcides Ibarra, Lulio César Nast, Ovidio Marcelo Olazagoitía, José Carlos Antonio Scortechini, Ernesto Vallejo, Ramón Vergara. Deben responder sobre la responsabilidad en perjuicio de un total de 155 víctimas, de acuerdo a la presentación de la querella.

La recientemente concluida Causa Guerrieri III acabó con condenas a prisión perpetua para los 10 represores juzgados. La sentencia se conoció tras las masivas movilizaciones contra el 2×1 a genocidas. No obstante, el poder judicial dio un nuevo revés en el TOF 1 de La Plata al otorgar el beneficio de la detención domiciliaria al represor y apropiador Carlos del Señor Hidalgo Garzón, en una causa donde se investigan delitos de lesa humanidad cometidos en el CCD “Brigada de San Justo” y que aún no tiene fecha de inicio de debate.

Los jueces Germán Andrés Castelli y Alejandro Daniel Esmoris decidieron otorgar el beneficio de la prisión domiciliaria a un represor y apropiador por el solo hecho de tener 72 años y estar estresado, apartándose de los informes oficiales de los peritos médicos que entendían que Hidalgo Garzón podía continuar cumpliendo su detención en una unidad penitenciaria, denunciaron desde Abuelas.

La definición unilateral e injustificada de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la suspensión del inicio de la Causa Feced II y la domiciliaria al apropiador, van en la misma línea manifestada meses atrás, cuando desde el gobierno nacional se quiso relativizar el genocidio discutiendo el número de desaparecidos y reflotando la Teoría de los Dos Demonios. No son hechos aislados y mucho menos un actos inocentes, apolíticos y desvinculados de lo que se viene fogoneando desde los sectores ligados a los que ganaron plata y poder con la sangre de nuestro pueblo.

Desde la CTA Autónoma planteamos:

  • Reincorporación YA a sus tareas de Santiago Bereciartúa. Continuidad de las querellas estatales en las causas por delitos de lesa humanidad y violencia institucional.
  • Juicio y Castigo a los responsables materiales, intelectuales, militares, civiles, empresariales y eclesiásticos del genocidio
  • No más dilaciones: inicio de la Causa Feced II y avance de las causas por los crímenes cometidos por el terrorismo de Estado
  • Cárcel común, perpetua y efectiva a los genocidas

NECESITAMOS MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA PARA CONSTRUIR UN PRESENTE Y FUTURO DIGNOS

Secretaría de Comunicación y Difusión CTA Autónoma

Provincia de Santa Fe – Regional Rosario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *