El paro nacional de ATE se sintió fuerte en Rosario

Por Comunicación CTAA* | El miércoles 4 de octubre la Asociación Trabajadores del Estado realizó una huelga en todo el país y la CTAA acompañó la jornada de protesta. En Rosario una nutrida movilización integrada por estatales, organizaciones sociales, trabajadores en conflicto, y la participación de sindicatos hermanos como Amsafe Rosario, Siprus y Aceiteros, recorrió el microcentro rosarino.

Fotos: Sofía Alberti

Los reclamos centrales fueron el cese de las medidas de ajuste, la reapertura ya de las paritarias y aumento salarial, 82% móvil para los jubilados y jubiladas, el rechazo al presupuesto de miseria para el 2018 y no al avasallamiento de derechos mediante la mentada reforma laboral por sector impulsada desde el gobierno nacional. Además, se reclamó la aparición con vida de Santiago Maldonado, la prórroga de la Ley 26160 de Emergencia territorial Indígena y el cese a la represión y la persecución política.

Si bien el pliego reivindicativo planteado por diversos oradores y oradoras fue extenso, la defensa de los derechos a la educación y salud públicas de calidad, el pedido de justicia para Laureano Gómez –trabajador aceitero que murió en Puerto General San Martín esta semana- y la solidaridad con los 66 trabajadores despedidos de la Clínica Gomara en Villa Gobernador Gálvez, atravesaron todos los discursos.

La marcha partió desde el frente de las oficinas de Anses, en Sarmiento y Rioja. Se dirigió hacia Plaza San Martín, frente a la sede local de Gobernación. Allí un acto con una decena de oradores recorrió los diferentes reclamos.

Voces de unidad

“Reafirmemos nuestros valores, nuestros compromiso y nuestros logros. Ya que depende de nosotros, de nuestro pueblo, que no haya mentiras como la CUS (Cobertura Universal de Salud) o la ‘Reparación Histórica’, y de que sí que haya jubilaciones dignas, salud de calidad para todos y de que no haya reforma laboral”, expresó el Secretario General de ATE Rosario y Adjunto de la CTA local, Raúl Daz.

El dirigente de la central local y la delegación del gremio Amsafe, Gustavo Terés, llamó a dar “esta batalla extensa no abandonando la calle, pero dándola también fuertemente en el lugar de trabajo. Hay que discutir mucho con nuestros compañeros, nuestros vecinos. Hace falta mucha claridad político gremial para poder enfrentar este plan continental que es una ofensiva de los sectores del capital contra el mundo del trabajo”.

El Secretario General de la CTA Autónoma Provincia de Santa Fe, Gustavo Martínez, exigió mayor firmeza del gobierno provincial para que Nación pague los 50 mil millones que le adeuda y graficó que con esa suma “se construirían 40 hospitales de alta complejidad como el recientemente inaugurado en Venado Tuerto”.

La Presidenta del Siprus, Fernanda Boriotti convocó a la “resistencia contra los gobiernos que sólo piensan en sus negocios y no les interesa las política sociales. El Presupuesto 2018 viene  con una reducción sensible en el sector salud con sensibles bajas en planes como los destinados a patologías, como la tuberculosis”. Recordó que la Cobertura Universal de Salud representa “una estafa” y lleva además de una pauperización de la prestación pública y de calidad, “a la flexibilización laboral” de los trabajadores del sector. Y convocó a “defender a la calle de nuestra caja de jubilaciones”, en contraposición a la armonización lanzada desde el macrismo.

“En estas semanas el gobierno de Macri estuvo anunciando supuestas mejoras económicas, al considerar que ‘bajó la pobreza’. Lo que no dicen es la indigencia creció de forma preocupante. Aquí hay un ajuste que afecta al pueblo trabajador y para frenarlo es necesario redoblar la apuesta generando más plenarios en nuestros sectores de trabajo, más asambleas, más debate con los compañeros”, expresó Lorena Almirón, Secretaria Adjunta de ATE Rosario.

Desde la Corriente Clasista y Combativa, Eduardo Delmonte ponderó el paro de ATE como  “un destello que alumbra  al conjunto de los trabajadores en un momento en que la mayoría de la dirigencia sindical ha postergado sin fecha el paro nacional tan necesario”. Llamó a seguir “el camino de la calle que permitió frenar a este gobierno en el intento de dejar en libertad a genocidas y el avasallamiento de los compañeros que cobran pensión por discapacidad”. Asimismo, convocó a fortalecer los lazos de unidad del campo popular ante el ajuste, con puntos comunes de trabajo.

Sergio Díaz del Sindicato de Aceiteros de Rosario, saludó el paro estatal y acercó la solidaridad del sector por reapertura ya de paritarias. Sobre la muerte de Laureano Gómez aclaró que “este sindicato no tiene nada que ver con el de San Lorenzo: allí se permiten tercerizaciones, permiten que se produzcan muertes y que un dirigente gremial antes de las investigaciones ya culpe al obrero muerto: no se puede creer”. Es que el gremio sanlorencino conducido por Pablo Reguera, quien manifestó que el joven murió por errores propios cuando aún no se lo había podido sacar del silo, no integra la Federación Aceitera y Desmotadora que se transformó en estandarte de la defensa del trabajo digno y el salario mínimo, vital y móvil.

De cara a lo que se viene el compromiso unánime fue seguir en las calles, en unidad, fortaleciendo los debates y convocando a un amplio arco de las organizaciones de la sociedad para frenar las políticas que avanzan sobre los derechos adquiridos.

Comunicación CTA Autónoma Regional Rosario

Fotos: Sofía Alberti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *