El sector salud como receptor de los efectos de la crisis

Por Comunicación CTAA* | En la mañana del miércoles, el Sindicato de Profesionales de la Salud (SIPRUS – FESPROSA), se manifestó en Rosario frente al Nodo Salud. Se exigió la reapertura de paritarias, pases a planta, mayor presupuesto y personal para la salud pública y se denunciaron las dramáticas situaciones que se viven en el sector en el marco de una creciente afluencia de pacientes. Una instancia más de lucha que se suma al camino trazado hacia el paro regional del 4 de Septiembre y la huelga nacional de gremios estatales el 12 del mismo mes.

Del acto realizado en la esquina de Laprida y Rioja, participaron decenas de trabajadores y trabajadoras de la salud pública provincial. Además, la Asociación Trabajadores del Estado y la Central de Trabajadores de la Argentina Regional Rosario, llevaron su solidaridad.

“Estamos por reapertura de paritarias, nuestros salarios van detrás de la inflación y eso perjudica nuestro poder adquisitivo. Atravesamos una etapa de incremento de la demanda de la población en salud y no podemos cubrir todas las necesidades por falta de recursos humanos, está aumentando el hambre, reaparecen enfermedades que creíamos desterradas. Necesitamos más presupuesto de salud, más política pública, salarios dignos, más recurso humano. Porque la salud es un derecho y es uno de los sectores donde más se ven los daños de atravesar situaciones de crisis económica, como la actual”, expresó María Fernanda Boriotti, Presidenta del sindicato y Secretaria Adjunta electa de la CTAA local.

Diego Ainsuaín, Secretario Gremial de SIPRUS, aseguró que existe un aumento de un 20% de pacientes por pérdida de obra social, mutuales, prepagas o imposibilidad de pagar los coseguros. “Hay una duplicación de las consultas de pacientes en situación de calle en las guardias y de determinantes socioeconómicos en los centros de salud. El diagnóstico es claro: el hambre empieza a aparecer en las consultas”, destacó.

Los y las profesionales de la salud pública provincial indicaron que reaparecieron enfermedades que se creían desterradas, se incrementaron los casos de consumo problemático de sustancias y violencia. “Todas situaciones graves, que se atienden con menos personal que tiempo atrás, ya que hay tardanza y retrasos en la cobertura de cargos por jubilaciones y reemplazos”, informó el dirigente. El gremio denunció además que hay más de 1500 profesionales monotributistas  con más de 3 años, que en las guardias representan el 60% del personal, lo que da cuenta de los índices de precarización laboral.

Solidaridad y luchas

El Secretario General de ATE Rosario, Raúl Daz, expresó en el acto frente al edificio local del Ministerio de salud su solidaridad “en defensa de la salud y la educación públicas, pero no a cualquier precio: con más trabajadores, con más presupuesto y políticas públicas”.  Le exigió al Gobernador Miguel Lifschitz la reapertura de la paritaria provincial y azuzó: “ya que tan preocupado está por la reforma constitucional sería bueno que se preocupe por las necesidades reales de los trabajadores y trabajadoras en un sector tan importante como la salud pública”.

Esta jornada de protesta es parte de un trayecto de luchas que seguirá las próximas semanas. Esta tarde con una movilización que se espera masiva de la docencia universitaria, que partirá a las 16.30 horas desde Plaza Montenegro hacia el Monumento Nacional a la Bandera. El jueves ése reclamo poblará las calles de la Ciudad de Buenos Aires. En sintonía, producto de las situaciones de ajuste y despidos en el Cordón Industrial, el martes 4 de septiembre la CTA Autónoma y otras organizaciones convocaron a un paro regional. La semana siguiente, el 12 de septiembre, habrá huelga nacional de gremios de trabajadores del Estado.

Fotos: Sofía Alberti

*Comunicación CTAA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *