Héctor Quagliaro está en la lucha de cada compañero

01_1024x512ATE Rosario vivió un momento más de recuerdo de una persona que pusiera los cimientos de la historia reciente del gremio. Familiares, amigos, compañeros y sobretodo militantes participaron del acto homenaje realizado a la memoria de este hombre que ha dejado huella y “reflejo en la lucha de cada compañero”, como dijeron este año los participantes. Para Leticia, su hija, “recordarlo es recordar a la Resistencia Peronista, es recordar a la CGT de los Argentinos, es recordar a los Rosariazos, que lo tuvieron como protagonista y es recordar a alguien que hizo de la coherencia una vida y nunca abandonó la lucha”. “Este acto nos sirve a todos, como punto de partida, para cargarnos las pilas, para este año que va a ser sin duda muy duro y muy difícil.Teníamos que rememorarlo porque es el mandato de nuestra historia para tener una patria como él soñaba”, afirmó el Secretario General de ATE Rosario, Raúl Daz.

Al filo de las 19 horas arrancaba el acto, más de cien personas le rindieron homenaje y recordaron la figura de Quagliaro inserta en la historia del gremio que llegó a ver floreciente, “con miles en el cauce”, como él mismo dijera. “Hoy estamos transitando los cuarenta años de esa gesta heroica que fue la creación de la Agrupación ANUSATE, de ese cauce para que lo transiten miles que todavía no conocemos”, dijo Raúl Daz. “Estamos reinventando todo el tiempo la historia. Pero necesitamos ser miles que cambien el paradigma de la vida de hoy. De este pueblo maravilloso que pelea contra el hambre, la desocupación y la muerte. Saber siempre que estamos nosotros. Recordando con nuestros testimonios y reafirmando con nuestros valores”, aseguró.

Para Leticia Quagliaro, “nos volvemos a juntar, los amigos, los compañeros, la familia. ATE es un gremio que se caracteriza por hacer este tipo de actos de homenajes, de recordar a los compañeros. Seguramente si el viejo tuviera que empezar esto diría ‘Cumpliendo con el ejercicio de activar la memoria histórica…’, que era una frase que generalmente usaba para empezar estos actos. El viejo repetía como un mantra, permanentemente, esto de que ni la historia, ni la política, ni el movimiento obrero, empiezan cuando uno llega y terminan cuando uno se va. Por eso este ejercicio de recordar está bueno, no para quedarnos anclados en el pasado sino para saber de dónde venimos y para saber cuáles son las banderas que no vamos a arriar”.

“Yo me animaría a decir que este es un homenaje al viejo, pero en él, con esta historia de que nada empieza cuando uno llega, hubo otros compañeros que lo ayudaron a ser lo que fue. Especialmente su maestro y su mentor, que fue Alberto Belloni. Si él no se hubiera cruzado en su vida, el viejo hubiera sido un jugador de nuestro querido club Rosario Central. Él decía que Alberto le prendió la chispa de la militancia”, recordó.

“Y seguramente no hubiera sido lo que fue si no se hubiese cruzado alguna vez con el “negro” Mario Lucas Aguirre. Por eso el viejo hablaba siempre que ATE eran las Naciones Unidas. Y fundamentalmente tenía un valor que yo quisiera rescatar. Era un tipo que no discriminaba nunca a ningún compañero por su forma de pensar. Él machacaba mucho que el sindicato era otra cosa y no importaba de dónde vos vinieras, vos tenías que representar a todos”, relató Leticia.

Quien también dirigió unas palabras en el acto fue el diputado provincial y periodista Carlos Del Frade. Para él, “la figura de Héctor Quagliaro tiene que ver con eso de lo que está constituida la política de verdad, con el afecto, la pasión, la identidad. Héctor fue sobre todas las cosas un tipo apasionado. Y le tenemos que contar a los nuevos laburantes, a los nuevos delegados, a la nueva juventud, que tipos como Héctor Quagliaro hicieron posible que la palabra trabajador tenga hoy un sentido concreto en Argentina, en la provincia de Santa Fe, en Rosario. Para nosotros recordar a Quagliaro es recordar a un tipo absolutamente querido del que aprendimos la permanente lucha a pesar de estar en el desierto”.

Lidia Meza, Secretaria de Previsión Social de la CTA Autónoma, agradeció a todos. “Venimos como todos años a rendirle el merecido homenaje a quien fuera también el Presidente de nuestro Centro de Jubilados a nivel nacional. No quisimos faltar a este homenaje, acá estamos, abrazando a todos. No vamos a olvidar a este compañero que nos enseñó tanto”.

Por su parte, la amiga y militante Berta Temporelli recordó que ATE ha tenido, de la mano de Quagliaro, una profunda significación en su vida “y en la vida de algunos de los que pasamos por aquí. Acá en ATE nos hicieron nuestra despedida de casamiento, nada menos que en el año 1969. Época agitada donde se mezclaban afectos y alegrías con nuestros bautismo de fuego como militantes. ATE era nuestra casa y nuestra unidad básica. No fue casualidad que acá yo conociera a Alicia Eguren de Cooke, y compañeros de esa talla que pasaban por acá. Recuerdo que estábamos en la cocina de ATE cuando nos enteramos que lo mataron a Vandor. Bueno, de esas épocas son mis recuerdos, crecimos pegados a los pantalones y polleras de quienes era de la Resistencia Peronista. Crecimos y maduramos de la mano de compañeros como Héctor Quagliaro”.

El Recuerdo y el reclamo justo

Gustavo Martínez, Secretario General de la CTA autónoma de la provincia de Santa Fe, recordó que estamos a pocos días de conmemorar a otra compañera “a la que Héctor trataba de igual a igual. Ella era Secretaria General de un gremio y él también: Sandra Cabrera. Allá afuera, ella se encargaba de dar explicaciones y de polemizar, acá adentro en ATE, era la mamá de Macarena y una compañera luchadora. Porque desde la cabeza hasta el último compañero, Héctor convenció que el mundo está dividido entre trabajadores y los que explotan a los trabajadores. Y esta siempre fue la casa de uno de esos bandos”.

“Esto es ATE, ATE Rosario, y a cada uno, por la escuela de Quagliaro, hay que decirle lo que hay que decirle. Este es el caso de quienes gobiernan la municipalidad de Rosario. Si hay algún distraído estoy hablando del reconocimiento de ATE por parte del municipio, no por ATE sino por los cientos de trabajadores municipales que han elegido a ATE como su gremio”, apuntó el referente, dirigiéndose a referentes del Partido Socialista presentes en el acto.

Martinez recordó que “Nos ha tocado despedir a compañeros que han dado el tiempo y esfuerzo de una gran parte de su vida, Jorge Acedo, Miguel Peyrano, Héctor Mendez, ni hablar de Vicente Militello. Otro compañero que no puede faltar en nuestro recuerdo, de la CTA, es Carlos Chile, que falleció el año pasado. Y otro más, miembro de la otra CTA, Aldo Strada, también un compañerazo que anduvo por acá y que no dudó a la hora de defender los derechos y la libertad sindical de los trabajadores”.

Oscar Cacho Mengarelli, representante de los jubilados nacionales de ATE, no pudo asistir en esta oportunidad, pero envió un afectuoso mensaje, para todos los que ven en estos grandes hombres la representación “de las mejores tradiciones de lucha, por eso es que resistiremos al ajuste liberal saqueador, represivo y trasnacional. Sintetizo la étapa que les tocó vivir a estos grandes, como la colorada pasión rosarina de hormigueante construcción permanente”, afirmó en su saludo.

Muchos más participaron de la jornada, incluido el propio Héctor Quagliaro desde entrevistas realizadas hace algún tiempo ya. A todos se le agradeció el recuerdo y la reafirmación de que “Héctor Quagliaro está en la lucha de cada compañero”.

* Equipo de Comunicación de ATE Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *