La CTAA acompañó el reclamo por más infraestructura escolar

Por Comunicación CTAA* | Esta mañana, integrantes de ATE y Amsafe Rosario se manifestaron en la sede rosarina del Ministerio de Educación Provincial exigiendo mayor infraestructura, creación de cargos, presupuestos acordes para comedores y copa de leche, raciones acordes, reapertura de paritarias y condiciones dignas de trabajo.

Finalizando noviembre, las trabajadoras y trabajadores de la educación pública advierten la necesidad de concretar los arreglos en materia edilicia, de luz y gas antes del inicio del ciclo lectivo 2019. Y piden que se sostenga la provisión de alimentos en vacaciones a los niños cuya única ingesta diaria o la principal la realizan en la escuela. Hubo presencia de comunidades educativas de Rosario, San Lorenzo y Villa Gobernador Gálvez.

“Estamos enojadas y enojados porque queremos terminar el año con lo que se necesita, queremos que las escuelas estén en buenas condiciones en febrero, no en julio”, expresaron docentes de AMSAFE Rosario en el acto realizado frente a la sede ministerial. A las problemáticas de gas denunciadas a mitad de año, se suman graves problemas de infraestructura evidenciados con las lluvias. Además de manera inentendible, los pibes y pibas comen guiso, arroz y polenta con altas temperaturas, mientras pasaron el invierno comiendo sándwiches fríos por dificultades con el gas en los establecimientos proveedores.

Desde la Escuela de Tío Rolo la ‘seño’ Pamela pidió soluciones al Ministerio porque son alrededor de 300 los chicos que acuden al comedor y, en muchos casos, es su comida principal. “Sin dejar de levantar la bandera del salario venimos a reclamar cuestiones vinculadas a la calidad educativa y el buen vivir en las escuelas, vinculados con garantizar derechos”, sintetizó el Secretario General de la CTAA Rosario y Amsafe local, Gustavo Terés.

A las cuestiones detalladas, se suma la necesidad de cargos y espacios para jardines, especialmente en el sudoeste. “Durante todo el año vinimos con el reclamo de los compañeros, a mediados de año hicimos un relevamiento que arrojo el dato que el 50% de las escuelas relevadas tenía problemas de gas. Algunos se solucionaron, pero faltan respuestas. En los comedores escolares el monto para raciones es ínfima, no hay actualización y van por detrás de la inflación. Quieren cerrar las escuelas en las vacacione de verano, pero tienen que estar abiertas para que los chicos puedan comer”, consideró la Secretaria de Organización de la CTAA local y Adjunta de ATE Rosario, Lorena Almirón.

La dirigente estatal alertó que en la región se necesitan 200 cargos de asistentes escolares y que en ocho años sólo se crearon 60 cargos. Algo que conlleva que, por ejemplo, una sola portera deba garantizar la limpieza y cuidado de 17 salones en una escuela.

Sin dudas, pese a los anuncios de incrementos presupuestarios para 2019 en el área educativa en la provincia, hay aspectos nodales para mejorar en profundidad para que los niños, niñas y adolescentes de todos los puntos de la ciudad y la provincia tengan acceso igualitario a un ámbito escolar digno, seguro y acorde a las necesidades.

*Comunicación CTAA Rosario – Fotos: Sofía Alberti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *