Los pibes son protagonistas de su propia historia

Por Sofía Alberti*| El nueve de mayo se realizó en todo el país la Jornada Nacional en defensa de la Niñez. La ciudad de Rosario tuvo distintas actividades en las que los pibes y las pibas tomaron la voz, plantearon sus vivencias y sueños y los compartieron con la comunidad. La Escuela 1380 de zona sudoeste y la Plaza Pringles fueron dos de los escenarios donde quienes defienden los derechos de la niñez y la juventud, aceptaron el desafío de subir la escalera para estar a la altura de las necesidades, problemáticas y deseos de niños, niñas y jóvenes.

La actividad local tuvo una fuerte impronta del Espacio No a la Baja, surgido tras el nuevo intento de bajar la edad de punibilidad. Desde ese eje, pensando en cómo la criminalización de los más jóvenes de sectores vulnerables se vive en carne propia, se desarrollaron actividades que fueron coloridas, emocionantes y con un fuerte contenido político.

Escucharnos, escucharlos

Al mediodía del martes, en la Escuela Fontanarrosa N°1380 de Barrio Toba, docentes, asistentes escolares, padres y alumnos se reunieron en una ambiciosa actividad. Alrededor de doscientas personas se dieron el espacio para saber qué habían querido ser papás y mamás cuando eran chicos y qué son hoy y por qué. También escucharon con atención las metas y sueños de niños de distintos grados.

La actividad no se eligió al boleo. Una preocupación motivó su desarrollo: en un barrio donde las fuerzas policiales irrumpen con violencia, expresando la discriminación social arraigada institucionalmente en sus oficiales, muchos de los niños querían ser policías. La mayoría, pensando en ser buenos policías porque no quieren que otros chicos vivan lo que ellos viven ahora. Algunos pocos desde la proyección infantil de tener el poder y la inmunidad mediante un uniforme o arma, para evitar seguir siendo depositarios de la violencia que hoy los afecta.

“El tema más importante es saber cómo se sienten, cómo están vulnerados sus derechos. Algunos dicen que quieren ser policías para no ser esa policía que conocen. Trabajar qué es la policía y que hay cuestiones que no están bien, como el maltrato nos pareció importante. Muchos quieren ser policías buenos, aunque te cuentan todo el tiempo anécdotas feas. Hay quienes quieren ser patinadoras, bomberos, ellos quieren ser algo útil socialmente. Por eso pensamos en el trabajo del futuro. Queríamos trabajar la vulnerabilidad de los derechos, como están los niños y sus padres. Dicen que quieren trabajar para mantener a su familia, hay un proyecto de vida muy lindo en los niños. Decimos que la seguridad es garantizar que desarrollen ese proyecto de vida”, explicó la Directora de la Escuela 1380 e integrante de Amsafe Rosario, Mónica Roberts.

“Fue una jornada maravillosa, poder escuchar a los niños, su mirada de la realidad, de las cosas que faltan en el barrio. Como trabajadores y trabajadoras que trabajan con niños, hay una contradicción sobre las respuestas que les damos. Porque sabemos que las realidades muchas veces no favorecen que los chicos terminen la escuela y ni hablar que lleguen a estudiar una carrera. Nos propusimos como adultos revisar qué perspectiva les damos y qué herramientas genera y le exigimos al Estado para resolver esta situación”, explicó la Secretaria Adjunta de ATE Rosario y Asistente Escolar, Lorena Almirón.

La Directora de la 1380, Mónica Roberts (en el centro), siempre con la escuela de puertas abiertas a la comunidad. A su lado, referentes de ATE Rosario

Padres y madres contaron en ronda sus deseos y sus realidades. Por supuesto en pocos casos fueron lo que deseaban ser profesionalmente: el ámbito de vida en sectores donde ni siquiera hay agua potable, va moldeando los sueños a las posibilidades. “Queríamos pasar a la conciencia eso, para fortalecer la necesidad de que los derechos no sean vulnerados y los pibes sean quienes realmente quieran ser”, afirmó Lorena. En este sentido trabajadoras y trabajadores de ATE Municipales están cerrando un diagnóstico del área que permitirá tener más claridad sobre la real situación, muy distante de la que se informa a regañadientes desde organismos públicos.

Poner en agenda la niñez

Por la tarde en Plaza Pringles un gran número de personas se acercó a compartir con la pibada. En el escenario y en el suelo de la plaza, artistas adultos, que son los pibes de barrio que se empoderaron, llenaron de alegría la jornada. Santiago Campos, Varón Fernández, Marcos Migoni, Marcelo Moreno, Mono Saavedra, colmaron de música y colores la plaza. Mientras, integrantes de la Biblioteca Pocho Lepratti imprimían a dos manos remeras con el mensaje “No a la Baja”. Hasta había cola para obtenerlas.

Brufman

“Como primer dato relevante, lo más importante de la jornada en Rosario fue el protagonismo de los propios pibes. Hubo un espacio más que importante entre los artistas que se sumaron a la jornada, de pibes de Free Style que hacen batallas raperas, en la medida que uno propone un tema, en este caso el No a la Baja. Muestra un altísimo compromiso de los pibes de los barrios para hablar de su realidad concreta y a qué se enfrentan y cómo lo viven. Está hablando de un conocimiento sobre cómo contactar con la comunidad contando sus experiencias de vida y cómo llevan adelante esta terrible realidad de marginación y condena y discriminación a priori por pertenecer a los sectores más vulnerables”, contó el Secretario Gremial de la CTA Rosario y docente universitario, Gustavo Brufman.

Destacó la “paciencia y compromiso de organizaciones sociales”, como el compromiso de compañeros. Hubo un productor de tortas, que vive de venderlas por las calles, que  las puso a disposición para reunir fondos para la campaña. “Configura un protagonismo, un contacto con la gente, una experiencia que se afianza en la participación de las organizaciones sociales”, consideró.

Con la certeza de que la problemática a la que se condena a la niñez y la juventud desde los sectores de poder “no se resuelve en tres reuniones”, sino que “es un proyecto a mediano y largo plazo de compromiso social y político de quienes trabajamos con la niñez”, la Jornada Nacional en defensa de los gurises y las gurisas dejó en Rosario aroma a futuro, libertad, amor, organización y muchos sueños por construir.

*Sofía Alberti, Comunicación CTA Rosario

Fotos: Facebook No a la Baja – Escuela 1380 – La Brújula Comunicación – UP y FSP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *