Maldonado: la dignidad popular en las calles

Por Sofía Alberti* | Fueron masivas las movilizaciones en diferentes puntos de la provincia a un mes de la desaparición de Santiago Maldonado. La respuesta del pueblo ante este caso que conmueve al país y el mundo, estuvo a la altura de la gravedad que representa para la democracia. No obstante en Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba y otros lugares -con sus matices en cuanto a la virulencia, metodología y masividad – las fuerzas de seguridad envalentonadas detuvieron a manifestantes, transeúntes y trabajadores de prensa.

La ciudad de Rosario mostró una marcha similar a la que cada 24 de marzo, Día de la Memoria, la verdad y la Justicia, conmueve las calles. Fueron más de diez cuadras de gente, mucha de la cual no pudo siquiera ingresar al Monumento Nacional a la Bandera. Hay cálculos que indican que rondaron en 40 mil las personas que marcharon exigiendo la aparición con vida de Santiago Maldonado, joven desaparecido desde el 1° de agosto en el Pu Lof Cushamen, Chubut, en el marco de una feroz represión de Gendarmería. La misma, fue bajo órdenes del Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Noceti –conocido también por su función como defensor de genocidas- y con el objeto de ‘liberarle’ las tierras ancestrales mapuches al multimillonario Benetton.

San Lorenzo: el ´pedido por Paula Perassi también presente

El flujo de convocatoria en Santa Fe, San Lorenzo y otras localidades también fue enorme y expresó no sólo que la mayoría de la sociedad no tolera la desaparición forzada como ‘daño colateral’ del modelo, ni mucho menos la negación y protección del gobierno nacional a quienes están claramente implicados en este caso: ni más ni menos que miembros de la Gendarmería Nacional. El discurso del gobierno criminalizando a familiares, la comunidad mapuche, organismos de derechos humanos, manifestantes y el propio Maldonado, sin dar respuestas o dando argumentos insólitos –como que Noceti ‘pasó a saludar’ a los gendarmes-, también funcionó de resorte a las múltiples convocatorias.

El Sec.Adjunto de la CTAA Santa Fe, Pablo Fonti junto a su sector de base

No obstante, las fuerzas provinciales detuvieron en Santa Fe a tres jóvenes posteriormente liberados por colgar una bandera en un puente. Y entrada la noche se conocía la burda operación de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, infestada de oficiales de civil que según documentación de las propias organizaciones fueron algunos de los sindicados como supuestos “revoltosos” que generaron tumultos en la desconcentración de una fenomenal y pacífica marcha. Lamentablemente la operación no fue sólo para la tapa de los medios hegemónicos: hubo 31 detenidos, entre ellos varios trabajadores y trabajadoras de prensa que recién recobraron la libertad en la noche del domingo.

San Lorenzo

Enorme respuesta

“Bullrich debería haber renunciado”, sentenció el Secretario General de la CTA Autónoma Provincia de Santa Fe, Gustavo Martínez. Reclamó que se dé a conocer toda nueva información sobre el caso y consideró que lo que está en juego es el cuestionamiento a “un crimen de lesa humanidad, que es la desaparición forzada y también está en juego la misma vida democrática”.

Rosario

Planteó preocupación ante la existencia de un sector “que parece estar aplaudiendo que desde el Estado se recurra a la desaparición, lo que lleva a que toda la maquinaria de publicidad gobierno esté destinada a descalificar a todos los que reclamamos aparición con vida, eso exacerba y deja peor mal parado al gobierno. No alcanza con la renuncia de (la Ministra de Seguridad Patricia) Bullrich y todas las miradas van a la figura central del gobierno: Mauricio Macri”, azuzó Martínez.

Por su parte, el Secretario General de la CTA Rosario, Gustavo Terés, también señaló que existe “una responsabilidad suprema del Estado en la investigación, en mantener informada a la población, de brindar una resolución certera y de dejar de intoxicar desde los medios de comunicación para promover enfrentamientos de los sectores populares”.
La perspectiva de ambos dirigentes es que se avecinan “tiempos muy duros” en los que será necesario “seguir dando respuestas unitarias en las calles”. Por eso, valoraron la “enorme respuesta popular y la muestra de todas las organizaciones y la solidaridad que reciben quienes luchan por la tierra”. Resaltaron que los pueblos originarios, son preexistentes y reconocidos en la propia Constitución Nacional. “Si hay algo que está claro es que acá el extranjero es Benetton, los que son los otros países son los que tienen estancias en el sur”, sentenció Martínez.

Rosario – Integrantes de ATE

En la efeméride prontamente tenemos el día de la diversidad cultural y en la realidad hay grupos que quieren volver al día de la raza, criminalizando a los pueblos originarios”, expresó Terés, quien además es Delegado Departamental de AMSAFE Rosario. Por eso también subrayó la necesidad de la liberación del líder mapuche Jones Huala y el cese a los hostigamientos a la comunidad.

Justamente desde su rol de referente docente opinó sobre la polémica creada dese el gobierno sobre cómo abordar el caso Maldonado en los establecimientos educativos: “la escuela es una caja de resonancia, nos pasa con todos los temas: violencia institucional, narcotráfico, violencia de género y esto también. Pensar que no se pueden hablar es tapar el sol con la mano. Más allá de las valoraciones, el origen de nuestro sistema educativo surge de fuertes discusiones, la educación laica va en contra del pensamiento único. Si todas las familias miraban televisión y discutían, cómo no hacer que nuestros estudiantes reflexionen sobre la desaparición de Santiago, sobre el rol de las fuerzas de seguridad, del Estado, de las respuestas solidarias. Por supuesto con una clara libertad de cátedra, pues todos los docentes tienen derecho a hablar o no y considerar el modo, sin agredir a nadie, porque la escuela es un espacio donde la palabra tiene valor porque si no aparece la barbarie”.

Sobre la continuidad de los reclamos y la perspectiva de endurecimiento no solo de la represión a la protesta sino de las condiciones de vida de toda la población, Martínez fue contundente: “como central es la forma en que vaya madurando un paro nacional con jornada nacional de protesta, porque una cosa son los tiempos de la CGT y otra lo que marca en la calle el pueblo argentino”.

*Sofía Alberti, Comunicación CTAA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *