Marcha de los barbijos

Por Comunicación CTAA* | El martes 20 de noviembre se realizará “la marcha de los barbijos” en el Cordón Industrial, que reclamará por el incremento de las enfermedades y muertes en la zona. Se partirá a las 18.00 horas desde La Posta de Capitán Bermúdez y se marchará a el Campo de la Gloria en San Lorenzo.

Parafraseando la introducción de Eduardo Galeano al libro del periodista Hernán López Echagë ‘Crónicas del Ocaso’, será que el Río Paraná y las tierras que riega hablarán por boca de sus pescadores, sus chacareros, sus trabajadoras y trabajadoras, en cuyas manos estará la denuncia a sus envenenadores.

La CTA Autónoma viene desarrollando un trabajo de larga data junto a ambientalistas del Cordón, con el objeto de convocar una iniciativa amplia, que exponga las graves situaciones de contaminación que atraviesan las poblaciones.

Así, en el marco del Día de la Soberanía Nacional, se realizará esta marcha con una diversidad de convocantes y adherentes. La misma, se plantará en defensa de la soberanía popular, de la salud, del derecho a vivir en ambientes sanos. “Crecen las enfermedades y las muertes prematuras, avanza entre otros flagelos el cáncer, el autismo, los abortos espontáneos. Nos envenenan el aire, el agua y la comida; precarizan el sistema salud, a sus trabajadores y no tenemos un hospital regional a la altura de las enormes necesidades”, explicaron desde la comisión organizadora que la Central integra.

El extractivismo y la realización de actividades agrícolas e industriales sin resguardo de la integridad de las poblaciones, generan también “refugiados ambientales de los cultivos de la soja maíz y algodón transgénicos; este caos ambiental inunda nuestros suelos, nuestras casas, alternando con peligrosas sequías”.

Según datos oficiales del Ministerio de Salud de Santa Fe del año 2015, en el cordón industrial las localidades de Capitán Bermúdez y San Lorenzo tienen mayores índices de casos de cáncer registrados en general. Además de las fumigaciones, en la zona se condensan actividades industriales que producen grandes emanaciones de materiales tóxicos (papeleras, petroquímicas, etcétera), a lo que se suman las iniciativa de las cavas en Clarke (65km al norte de Rosario) cuyo objetivo es meter deshechos industriales bajo tierra.

Para las organizaciones, “la especulación inmobiliaria perjudica al hábitat” y pidieron “democracia ambiental, participativa y distributiva. Queremos vivir sin agroquímicos, sin cavas en nuestros territorios, sin hornos incineradores que nos envenenen, con modelos laborales y productivos inclusivos, con trabajos y salarios dignos, y que no sean contaminantes. Queremos agua de calidad en nuestras localidades, que se pueda beber sin riesgos, que no nos mientan más, que no falseen la realidad para ganar tiempo y desgastarnos. Queremos no enfermarnos y morir antes de tiempo”.
El Frente de Acción Ambiental del Cordón Industrial aseguró que la naturalización de las enfermedades y la contaminación es algo contra lo cual hay que luchar. “No queremos convivir con la contaminación, queremos trabajo digno, que no nos enferme y con trabajadores en blanco y dignamente remunerados, sin precarización. Queremos respuestas claras del poder político”.

*Comunicación CTAA Provincia de Santa Fe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *