Más de un 70% de los/as jubilados no pueden cubrir una canasta básica

El dato proviene de la medición realizada por la Defensoría de la Tercera Edad, la cual determina que a octubre de 2019 un jubilado/a debería de percibir $37.815 para cubrir necesidades básicas.

La medición de la canasta básica realizada por la Defensoría de la Tercera Edad confirma la continuidad e intensificación de la variaciones que se vienen observando desde los último 9 años: la misma alcanza los $37.815 y denota un severo desfajase con los haberes de alrededor de 2.500.000 jubilados/as y pensionados/as que perciben una remuneración mínima de $ 12.937.

“Vivenciamos que hay más de un 70% de mayores sin poder cubrir sus necesidades básicas. Inclusive, en aquellos casos en los cuales se perciben 2 haberes estarían sólo aproximándose a los valores de esta canasta”, expresa el documento firmado por el defensor del pueblo de la tercera edad, Dr. Eugenio Semino.

La Canasta Básica del Jubilado se mide dos meses por año, desde hace casi una década. En virtud del desmedido aumento inflacionario que se observa en Argentino, en los años de mayor inflación se han realizado mediciones extra (2014, 2016 y 2018). Los rubros que se consideran son alimentos, productos de higiene y limpieza, medicación y artículos de farmacia, impuestos y servicios, transporte, vestimenta, gastos de vivienda y recreación.

“Sin olvidar que las Pensiones No Contributivas y la Pensión Universal para Adultos Mayores están en un rango del 70 – 80% menos de la jubilación mínima, $9055,99 y $ 10349,78 respectivamente, que perciben aproximadamente 1.300.000 de personas”, agrega Semino.

A través de la Resolución 27/2019 del Ministerio de Salud y Desarrollo Social publicada a comienzos de noviembre en el Boletín Oficial, el Gobierno oficializó el aumento a partir de diciembre del 8,74% de las jubilaciones, pensiones y demás prestaciones sociales. Sin embargo el incremento total (11,83% en marzo, 10,74% en junio, 12,22% en septiembre y ahora 8,74% en diciembre) sigue cerrará por debajo de la inflación que este año se estima en torno entre el 55 o 56%.

En estos 4 años, las jubilaciones y demás prestaciones sociales tendrán una caída en términos reales de más del 20% con relación a fines de 2015.

“Exigimos al Poder Ejecutivo Nacional un urgente reajuste de emergencia para jubilados, pensionados y discapacitados, de $ 6000, integrado a sus haberes. Este reclamo, que ya hemos exigido desde esta Defensoría de la Tercera Edad el 6 de octubre del año pasado, ha sido desoído en su momento, y la situación se ha deteriorado aún más”, concluyó el director de Gerontovida.

*Prensa CTAA.

** Imagen: Canal Abierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *