Multitudinaria marcha y congreso en defensa del Derecho a la Salud

Por Comunicación CTAA* | Integrantes de ATE Rosario y Siprus participaron el pasado viernes de la enorme movilización convocada por el Movimiento por el Derecho a la Salud (MDS), del cual la CTA Autónoma forma parte. La misma se desarrolló desde el Obelisco hacia el Ministerio de Salud en la ciudad autónoma de Buenos Aires y sirvió de apertura al Congreso Internacional por el Derecho a la Salud, realizado en la continuidad de esa jornada y el sábado en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

El reclamo central y unitario de decenas de organizaciones fue el respeto a la salud como derecho humano y la defensa del sistema público, universal, gratuito e integral; algo que va en contra de la Cobertura Universal (CUS) lanzada el año pasado por el gobierno nacional, que ve a dicho derecho como servicio y pretende reducir las prestaciones públicas y vaciar ese sistema para “consolidar el negocio de la enfermedad” traspasando fondos “del sector público al privado”.

La marcha diversa, recorrió la Avenida 9 de Julio desde el Obelisco hacia el Ministerio de Salud con una bandera en la cabecera que repudiaba las reformas de salud. En un escenario montado frente a dicha dependencia, una decena de oradores y oradoras de diversos gremios y organizaciones sociales expresaron sus planteos.

Paquete regresivo

La apertura del acto estuvo a cargo de la Presidenta del Siprus y Secretaria General de Fesprosa, María Fernanda Boriotti, quien destacó la presencia de trabajadores y trabajadoras de la salud de Jujuy, Tucumán, San Juan, Mendoza, Chacho, Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Neuquén, Buenos Aires, San Luis, Chubut, Santa Cruz y La Rioja. “Acá está el país embanderado en el NO a la CUS”, vociferó. Como parte del Movimiento por el Derecho a la Salud consideró que el espacio “se consolida, crece y se fortalece para ser un actor político y social capaz de influencias en las políticas sanitarias de Argentina”.

Señaló que la CUS es parte de un plan más amplio que el gobierno nacional denomina ‘reformismo permanente’. “La Cobertura Universal es  una política el Banco Mundial bancada por fundaciones como la Bill Gates y la Rockefeller, es un carnet de pobre y una transferencia del sector público al privado, pero también es parte de este paquete que se propone sacar derechos a los trabajadores y el pueblo en general”, alertó.  Ejemplo de esto consideró la media sanción que los Senadores le dieron a la reforma previsional, mientras la laboral quedó en impasse hasta la asunción de los nuevos legisladores. “Esa reforma significa pérdida de derechos adquiridos con lucha de muchos años”, advirtió y subrayó el proyecto en ciernes por parte del Ministerio de Trabajo para dar de baja 400 sindicatos.

Por la dignidad del pueblo

El cierre del acto estuvo en la voz del Secretario General de ATE Nacional, Hugo “Cachorro” Godoy, quien aseguró que “a lo largo y a lo ancho del país nos estamos organizando en un movimiento para defender la dignidad del pueblo”. Denunció las similitudes del modelo que pretende imponerse con el impulsado en la década del 90, aplicando “a sangre y fuego las recetas del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. La CUS es eso, un bello título para un programa infame de destrucción de la salud pública del pueblo”.

Especial mención realizó el dirigente estatal a la concentración económica y extranjerización de la tierra y las riquezas. “Eso es lo que permite que los poderes económicos hagan estragos con la salud del pueblo”, contextualizó. Además, exigió justicia por Rafael Nahuel, un joven al que “asesinaron por la espalda las balas del Estado que gobierna Mauricio Macri” y para Santiago Maldonado.

Alto nivel

Pasado el mediodía en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA se dio inicio al Congreso Internacional, que a tal fin contó con la presencia de la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas. El salón desbordaba de gente, pues la convocatoria superó ampliamente las expectativas.

El objetivo del Congreso que tuvo a referentes internacionales que le dieron una indudable jerarquía, fue  compartir experiencias organizativas, construir colectivamente argumentos y propulsar estrategias en defensa del sistema público de salud y contra la CUS. Esto se llevó adelante en paneles y talleres que tuvieron a la pobreza y el extractivismo como los grandes determinantes de las enfermedades. La repercusión de los debates se veía en los pasillos y posteriores mesas de mate y café: trabajadoras y trabajadores conversando, intercambiando apuntes, pensando cómo trasladar lo vivido a sus compañeros y compañeras.

“Sin dudas, el Congreso superó las expectativas de todos y todas. El nivel de los debates dejó entusiasmados a los compañeros que se trajeron cantidad de herramientas para volver a sus lugares de trabajo. Y por supuesto, de todas las experiencias de lucha internacional por la salud pública, nos quedó más que claro que la CUS es un proyecto que ve a la salud como mercancía y no como derecho, que ha quebrado hospitales públicos y ha dejado al desamparo a miles de personas en el mundo”, concluyó Boriotti.

*Fotos: Sofía Alberti, Comunicación CTAA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *