Multitudinaria marea feminista

Por Comunicación CTAA*| En una jornada histórica, una marea humana recorrió en el Día Internacional de la Mujer diversos puntos de la provincia de Santa Fe. En Rosario la expresión rompió todos los records de convocatoria y no alcanzaron ambas manos de bulevares y avenidas para contener a las –según números que podrían ser limitados- 60 mil personas que participaron. Se oyeron fuertes los gritos a favor del aborto, contra la violencia, los despidos y el ajuste y por la igualdad.  En la jornada internacional de huelga, las mujeres paramos el mundo.

Fotos: Sofía Alberti

Ni las palabras ni los focos de las cámaras podrán reflejar la magnitud de la jornada del 8 de marzo. En las calles del país y tras fronteras, las mujeres coparon la escena callejera, política y mediática con una masividad que no se veía desde marchas emblemáticas de los años 80´ y 90´en algunos sitios como San Nicolás –pese a que su movimiento estudiantil se movió en masa a Rosario- o Catamarca y superando las convocatorias anuales más multitudinarias en el Cordón Industrial, localidades como Rosario, Villa Constitución y Santa Fe entre otras.

Con una energía desbordante en Rosario, las más de 40 cuadras de recorrido de la marcha no dejaban intersticio libre. La postal de Avenida Pellegrini copada de ambas manos erizaba la piel, mientras se sacudía el suelo con los cánticos y expresiones sonoras unitarias de las mujeres. Desde los balcones, niñas saltaban y sacudían sus brazos saludando el paso de la marea verde-violeta, que les respondía con alegría y sororidad.

Sin dudas, la criatura parida por la obstinación valiente de mujeres que supieron ser puñado y hoy marea, ha crecido y subvierte. Y no pudo ser opacada por ningún incidente creado o magnificado por quienes quieren dejarla encerrada en la casa: la convocatoria fue multitudinaria, ruidosa, pasional, contundente, larga en recorrido y sin ningún tipo de disturbio.

Asamblea en Cargill

El componente de clase expresado con profundidad en la huelga que dispusieron las trabajadoras en su día, vació oficinas públicas, escuelas, hospitales, facultades y hasta en el sector privado obreras como las aceiteras se plantaron con 24 horas de paro y realizaron una conmovedora primera asamblea de mujeres en las puertas de Cargill Villa Gobernador Gálvez, hoy atravesada junto a la planta de Alvear por el despido de 40 personas.

Además, hubo radio abierta en las oficinas del Ministerio de Trabajo de Rosario y asamblea en Conicet donde hubo fuerzas, lágrimas y compromiso en un sector golpeado por los miles de despidos en el ámbito del Estado nacional.  En Santa Fe se realizó un acto en la Subsecretaría de Niñez, donde las trabajadoras expusieron su pliego reivindicativo y por la tarde fueron parte también de la marcha que inundó las calles.

La exigencia del aborto legal, seguro y gratuito, se llevó buena parte de los cánticos que también criticaron fuerte al Presidente Mauricio Macri y sus políticas de ajuste. Carteles, espaldas, caras, tetas, panzas, piernas, multiplicaban las consignas que se hacían cuerpos, ‘cuerpas’, banderas, canciones.

El interior del Monumento no hubiera alcanzado para cobijar la convocatoria, que se concentró en el Parque Nacional a la Bandera, que también fue desbordado, donde hubo un festival y se leyó el documento unitario.

Cuando las calles, los lugares públicos, el mundo conocido empieza a quedarle chico a los reclamos y la fuerza unitaria, es porque empieza a nacer otro donde tienen que entrar todas, todos, todes, todxs, tod@s. Porque si hay algo que ayer quedó claro es que como gritaban las compañeras, “el feminismo,  va a vencer”.

Nota y fotos: Sofía Alberti, Comunicación CTAA

Notas vinculadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *