PAMI: Quita de beneficios ¿para “mejorar” la obra social?

Por ATE Rosario* | En relación a las declaraciones del titular del PAMI, Carlos Regazzoni, sobre la intención de limitar el acceso a los jubilados y las jubiladas a la cobertura del 100% en la medicación, desde ATE Rosario sostenemos que la modificación es restrictiva. La medida implica un enorme ajuste y quienes se verán más perjudicados serán, una vez más, los sectores más vulnerables.

mesa_coodinadora_de_jubilados_-_acampe_y_movilziaci__n___3__1024x512En relación a las declaraciones del titular del PAMI, Carlos Regazzoni, sobre la intención de limitar el acceso a los jubilados y las jubiladas a la cobertura del 100% en la medicación, desde ATE Rosario sostenemos que la modificación es restrictiva. La medida implica un enorme ajuste y quienes se verán más perjudicados serán, una vez más, los sectores más vulnerables.

Ningún afiliado a la obra social debe empobrecerse más para poder acceder a la cobertura del costo de sus tratamientos médicos, que en la mayoría de los casos son crónicos y de prescripción prolongada.

El parámetro que se toma para medir la necesidad de un medicamento al 100% iguala a un afiliado que posee un yate con un jubilado que suma con una pensión y una jubilación mínima $8.500. No puede ser esa la vara para definir a quién se le asegura la salud y a quien no, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un derecho consagrado en la Constitución Nacional.

Sabemos que el servicio de ambulancia privada que brinda PAMI para sus afiliados es deficiente y por eso en muchos casos se ven obligados a tener un servicio de emergencia alternativo. Y lo mismo sucede con la cobertura de salud en general, por lo que muchas familias eligen sumar a los jubilados y jubiladas a planes de medicina prepaga. No porque les sobre el dinero.

Las limitaciones que pretenden imponer son totalmente restrictivas, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una obra social donde faltan trabajadores y trabajadoras sociales para dar una adecuada atención a los casos mas vulnerables. Este control que pretenden hacer recarga a un servicio de Asistencia Social que ya está colapsado. Por ello es necesario y urgente contar con el plantel adecuado que pueda cubrir la demanda para analizar cada caso en particular.

De nuevo vemos que el ajuste recae sobre la población más vulnerable, en este caso nuestros compañeros trabajadores jubilados y jubiladas. Sin embargo, seguimos sin ver que el ajuste sea sobre la renta minera ni los pooles sojeros de miles de hectáreas, que se ven beneficiados por medidas económicas que sólo aumentan más la brecha social entre quienes pueden cubrir sus necesidades básicas y quienes no.

Por ATE Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *