“Para nosotras no existe el feminismo sin nuestro lugar de clase”

Por Elisa Corzo, Inés Hayes* | Cuestiones tan trascendentales para la vida de las mujeres como el derecho al aborto seguro, legal y gratuito han surgido al calor de los encuentros nacionales de mujeres que llevan ya más de 30 años. Este nuevo encuentro será en la Ciudad de Trelew para visibilizar el saqueo al territorio pero también a los cuerpos de las mujeres. En esta entrevista, Silvia León, Secretaria de Género de la CTA-A profundiza sobre la necesidad de seguir luchando por el derecho de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos y a gozar de condiciones de vida y de trabajo dignas, que les permitan vivir plenamente.

-¿Cuál es la importancia central de este nuevo Encuentro?

- Son días de mucho trabajo, particularmente signados por un fuerte ajuste del gobierno nacional y los gobiernos provinciales, que repercute directamente sobre la clase trabajadora mayoritariamente pero en el pueblo en su conjunto y particularmente en las mujeres. Va a ser un encuentro, para nosotras como mujeres de la CTA-A con una clara consigna que es: las mujeres trabajadoras decimos “no al ajuste” de Macri y del FMI y también decimos fuera al Fondo y al G-20 de nuestro país.

Con esta consigna vamos a marchar las trabajadoras de la CTA-A y también la vamos a instalar en la diversidad de todas las comisiones, que ahí abarcan multiplicidad de temas. Vamos a estar repartidas en las distintas comisiones y vamos a instalar una radio abierta donde podamos debatir, no sólo denunciar la feminización de la pobreza, cómo nos afecta como mujeres a través de la precarización, de la falta de trabajo, del aumento de alimentos y tarifas, de los alquileres imposibles de pagar. Algunas compañeras hablan de cómo el capital financiero afecta nuestras vidas. También vamos a debatir con las trabajadoras despedidas del Hospital Posadas, del INTI y de distintos lugares e invitando a diferentes compañeras con las que compartimos la lucha contra el G-20, como son las compañeras del Foro Feminista contra el G-20, el movimiento Ni una menos, dirigentas de todo el país, integrantes de los colectivos de LGTB y organizaciones barriales, con la consigna de salir más fortalecidas en estrategias comunes de construcción para afrontar el ajuste.

-Es un año muy importante en el que se ha puesto en la agenda pública el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y sus vidas

- Sí, es un año muy importante porque venimos de esta fortaleza de haber protagonizado el debate en el Congreso sobre la legalización del aborto que marcó una referencia en la construcción política de nuestro país, que permite poner en debate una construcción distinta sobre qué aportes hacemos las mujeres para construir organización en unidad frente a la fragmentación del campo popular.

-Las mujeres son protagonistas de distintas luchas en América Latina, en el mundo y en la Argentina. La propuesta que lleva la CTA-A se enmarca en esta unión con la lucha sindical, de las organizaciones sociales y feministas

- Las mujeres venimos siendo protagonistas muy fuertemente, no sólo como sujetos políticos en la lucha de los derechos sexuales, reproductivos y laborales, derechos que todavía nos son arrebatadas y son inherentes al modelo patriarcal, sino que somos protagonistas de posicionamientos políticos de organización y lucha contra el avance de la derecha y el fascismo en algunos países. Por lo tanto, como mujeres trabajadoras es fundamental estrechar este puente de unidad y abordar estas situaciones en nuestras organizaciones sindicales y mixtas lo que significa que nos definamos y avancemos como feministas. Nos paramos desde la lucha de clases y desde ahí construimos este puente con todo el feminismo en nuestro conjunto. Para nosotras no existe el feminismo si no es desde nuestro lugar de clase. Luchamos por un modelo y una sociedad distintos, de iguales, pero desde la clase trabajadora: es desde ahí que peleamos no sólo por derechos de igualdad entre hombres y mujeres sino por derechos que como mujeres necesitamos para ser felices.

Para nosotras es esencial el tema del trabajo, que haya posibilidad de trabajo y salarios dignos para la autonomía de las mujeres: todos estos temas van a estar en el Encuentro porque es un tiempo donde hay un avance muy fuerte de destrucción del Estado, de las economías populares, de la pérdida de la soberanía alimentaria, donde las mujeres nos vemos expuestas a más precarización en el trabajo, a recrear nuevas formas de economía y subsistencia, a trabajar cada vez más horas, a afrontar los despidos y los tarifazos. Pero también vamos creando nuevas formas de organización y el Encuentro nos obliga y nos propone crear nuevas formas de lucha. No olvidemos que la campaña de la legalización del aborto que se instaló en el Parlamento y pudo movilizar en torno a este derecho a miles de millones de mujeres, hombres y toda la diversidad sexual, se creó y nació al calor del Encuentro Nacional de Mujeres. Todos los derechos sexuales y reproductivos, los derechos de matrimonio igualitario, surgieron muy fuertemente al calor del ENM. Por eso todas nosotras hacemos el esfuerzo posible, desde nuestras organizaciones, para aportar a que la mayor cantidad de compañeras puedan ir a estos encuentros y debatir en conjunto en la asamblea de mujeres de la CTA que es un lugar de encuentro de las mujeres del todo el país.

-¿Qué otros temas van a discutir en la asamblea?

- Además de discutir los temas que van a pasar en Trelew, también vamos a sentar debates sobre cómo seguir avanzando en la lucha por los derechos hacia una mayor equidad de género en nuestra Central. También vamos a debatir cómo el Macrismo está metiendo atrás del maquillaje de equidad de género dos iniciativas que son muy fuertes: una es el contrato de equidad de trabajo que esconde mayor precarización para las mujeres trabajadoras, supuestamente para avanzar en el cuidado de niños y niñas, y la otra cuestión que es ofensiva y central es toda la movilización popular que creemos que tenemos que protagonizar como hicimos contra la reforma laboral, organizando una jornada de lucha contra el presupuesto que están intentando aprobar porque es un presupuesto que implica mayor ajuste y pérdida de derechos para todas nosotras.

-El año pasado cuando se eligió que Chubut fuera la sede se hizo en un contexto de mucha movilización contra la desaparición de Santiago Maldonado y la represión, persecución y estigmatización a los pueblos originarios

- Es el primer encuentro que se realiza tan al Sur, por eso también tiene una importancia particular. Cuando elegimos el año pasado la provincia de Chubut estábamos viviendo la desaparición de Santiago Maldonado y sentimos el llamado de los pueblos originarios a realizar este encuentro en Trelew. Seguramente va a tener simbólica y políticamente la impronta de estar en un territorio que está siendo arrasado por el poder, sobre el derecho de los pueblos originarios y nuestros recursos naturales. Es tal vez uno de los lugares donde se ve claramente el arrasamiento de los derechos de nuestros pueblos que vienen luchando por el derecho a la tierra. Se está impulsando el debate sobre que el Encuentro incorpore la definición de plurinacional. Creo que esto le agrega una nueva riqueza y es algo que tenemos que debatir colectivamente. El avasallamiento sobre los recursos naturales es el otro eje central por el que vamos a estar en ese territorio y lo que significa esto en la vida de las mujeres.

-¿En qué sentido el avasallamiento y el saqueo influyen en la vida de las mujeres?

- En torno a los pozos de petróleo y la explotación minera, es el camino donde avanza el trabajo esclavo y la explotación sexual. Hay un circuito en torno a la trata en estos lugares, entonces también para las mujeres el avance sobre el territorio es el avance sobre nuestros cuerpos. Vamos a debatir también cómo profundizar en nuestras organizaciones la cuestión del poder popular y el aporte que hacemos las mujeres a nuestras organizaciones. Por supuesto que los temas centrales que van a estar presentes son la violencia y los cuidados, cómo se implementan concretamente los lugares de cuidados con guarderías materno-paternales en los lugares de trabajo, estudio, en los barrios. Así cómo se implementa efectivamente el protocolo del ILE que está vigente en nuestro país y cómo se avanza con el ESI para tener derecho a decidir sobre nuestra vida.

-De estas cuestiones también hablaron durante el acampe en el Congreso contra el presupuesto 2019

- Sí, es importante analizar que en el acampe analizamos el presupuesto nacional y a pesar de que avanzaron en algunas áreas, nos muestra una subejecución en estas áreas. Así que aunque el gobierno nacional intenta difundir una supuesta mejoría en equidad de género, en realidad lo que está haciendo es no utilizar los presupuestos que ahí se definen. Estamos muy contentas y vamos a marchar con las compañeras el sábado a las 19.30 en la asamblea feminista en ATE Trelew y el domingo a las 13.00, en el Parque Centenario (CREE) haremos una radio abierta contra el presupuesto nacional y por las mujeres unidas.

* Periodista, docente universitaria y directora de la Secretaría de Comunicación de la CTA Autónoma
* Periodista del equipo de Comunicación de ATE Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *