Paro en Salud: “la respuesta del Ministro fue una burla”

Por Sofía Alberti* | Este jueves se llevó adelante un paro del sector salud por deudas salariales. Los sindicatos ATE Rosario y SIPRUS protestaron ante las oficinas locales del Ministerio y expresaron su profundo rechazo a la respuesta del Ministro de Salud de la Provincia, Miguel González, quien relativizó las abultadas deudas a trabajadores aduciendo que afecta a menos del 1% del total. Los gremios relevaron más de 170 personas con problemas de cobro, aunque se presume que son más de 500 en la provincia. Si no se paga, seguirá el plan de lucha.

En una mañana gris y desapacible, trabajadoras y trabajadores del la salud pública provincial se manifestaron en Laprida y Rioja. Realizaron un paro en hospitales, Samco, centros de salud y otros efectores dependientes del Estado Provincial. “Tenemos relevados más de 170 compañeros que tienen entre 4 y 8 meses de no cobro de sus haberes. Hace dos meses que esto se plantea en paritarias y el gobierno no da respuestas. Ayer a modo de burla el Ministro de Salud de la Provincia salió a plantear que era menos del 1% del total de los trabajadores los que no cobran. La verdad si uno es el responsable de una cartera sanitaria y tiene que bregar por la salud de la población y las condiciones de trabajo, decir eso es una vergüenza. Le pregunto qué le dirían los funcionarios a sus familias, a la EPE y otros servicios, o al supermercado, si no cobraran su sueldo”, expresó el Secretario Gremial del Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud, Diego Ainsuaín.

Ainsuaín y Pochettino

Celina Pochettino, integrante de la Comisión Directiva de ATE Rosario y trabajadora de Salud Mental, denunció que la falta de pago de salarios a trabajadoras y trabajadores que no obstante siguen cumpliendo funciones “es faltar al derecho a la salud, es un descuido de los trabajadores y marca el desprecio de esta gestión hacia al trabajo, la salud y el diálogo. Con un Gobierno que se jacta de dialogar y construir, sufrimos en Salud Mental una ausencia total de respuestas”.

Además, según trascendidos, hacia fin de la semana pasada ocho coordinadores del Nodo Salud Rosario habrían renunciado a sus cargos. Lo que se suma a la ausencia de dirección en al menos cinco centros de atención primaria en Rosario. Sin dudas las carencias, movimientos y silencios hablan de una crisis de magnitud. “Hay un descontrol en atención primaria y hospitales donde denuncian que no mandan partidas y no mandan reemplazos. Hay médicos terapistas a los que les deben guardias desde abril 2016. A una compañera en Puerto Gaboto le deben un año entero, todo 2015”, señaló el referente de SIPRUS.

“Llamamos a la reflexión, después de cerrar una paritaria con la mayoría de los trabajadores de la salud en disconformidad. Que convoquen a la mesa de discusión técnica para resolver este y un montón de problemas. Los contratados que debían renovar en el mes de abril aun no lo han hecho. Vale resaltar que el Ministerio ni siquiera tenía analizada la realidad, le trajimos nosotros el relevamiento de compañeros sin cobrar, pero cada día se suman más”, concluyó.

La dificultad que se suma para quienes el Estado es su patrón, es que no cuentan con la intervención imparcial del Ministerio de Trabajo. Según indicaron en las reuniones paritarias lejos de bregar por el cumplimiento de leyes y normas, protegiendo a los más débiles, la cartera laboral da cuenta de su pertenencia orgánica a esa mega estructura patronal que es el Estado.

Ambos sindicatos integrantes de la CTA Autónoma indicaron que si no hay respuestas, continuará el plan de lucha con medidas de fuerza, dado que la falta de pago de haberes “es una cuestión de dignidad y defensa de la salud pública”.

*Nota y fotos: Sofía Alberti, Comunicación CTA Rosario

Nota vinculada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *