Plenario por la paritaria y contra los despidos

Por ATE Rosario* | La Seccional Rosario de ATE convoca el próximo martes 6 de febrero, a las 17.30, a un plenario de delegados y delegadas de todos los sectores (nacionales, provinciales y municipales). El objetivo es debatir los pasos a seguir de cara a la próxima paritaria provincial y analizar medidas de fuerza frente a los despidos y el ajuste.

El próximo martes 6 de febrero, a las 17.30, ATE Rosario convoca al primer plenario del año de delegadas y delegados de todos los sectores de la administración pública. El objetivo es que nacionales, provinciales y municipales debatan en conjunto sobre la situación general de cada sector y acuerden pasos a seguir de cara a la apertura de la paritaria provincial en los próximos días.

Además, otro de los principales motivos de la convocatoria es definir un plan de lucha que enfrente los despidos que viene llevando a cabo el gobierno nacional y que se replican en el ámbito privado. Sumado al ajuste y los tarifazos, que licúan mes a mes el salario de los trabajadores y las trabajadoras, la situación amerita definiciones contundentes.

Compañeros y compañeras de Fabricaciones Militares, SENASA, INTI y Enacom, entre otros, vienen siendo víctimas de recortes y vaciamiento de esos organismos, con repercusiones claras a nivel local. Los despidos se multiplican, como así también las medidas de fuerza sectoriales para enfrentarlos. Por ello es fundamental la unidad de los y las estatales para frenar esta avanzada neoliberal que, con la tercera reforma del Estado en marcha, avanza también contra toda la clase trabajadora.

Paritaria provincial

Aunque aún no ha puesto fecha, el gobierno provincial ya anunció el llamado a paritarias. El ministro de Economía, Gustavo Saglione, adelantó el martes que la convocatoria se formalizaría “en los próximos días” y desde el gobierno provincial habían afirmado la semana pasada que la discusión sería “sin pisos ni techos”. Eso fue en alusión al planteo del gobierno nacional para que los acuerdos paritarios no superen el 15% de incremento salarial.

A pesar de que el ejecutivo santafesino se jacte de que los estatales de la provincia no perdieron poder adquisitivo porque se cumplió con la cláusula gatillo frente al incremento de la inflación, desde ATE Rosario plantean otra mirada. El año pasado, la paritaria firmada a espaldas de los trabajadores fue del 25% en tres cuotas. Para salarios muy bajos como los que se perciben en la provincia, eso hizo que en agosto, cuando se cobró la última parte del aumento, quienes se encuentran en las categorías más bajas apenas alcancen los $13.000, con lo que ni siquiera se logra cubrir la canasta básica que estipula el INDEC, ubicada por encima de los $15.000.

Por otro lado, el número que indica el índice de inflación, teniendo en cuenta los tarifazos que se multiplican, puede variar en torno a los gastos de primera necesidad que tienen los trabajadores y las trabajadoras. En los últimos días, por ejemplo, se dio a conocer que los alquileres tuvieron un incremento del 32% en 2017, un número bastante más elevado que el 26,1% que midió el Indice de Precios al Consumidor (IPC) del IPEC para ese mismo año.

Por ello el sindicato apunta a otros números: la Junta Interna de ATE en el INDEC elabora periódicamente un informe llamado “¿Cuánto debería ser nuestro salario como mínimo?”. En el último trabajo publicado, al 30 de noviembre de 2017 establecen que cualquier trabajador o trabajadora no debería percibir menos de $ 25.884,5 para poder vivir dignamente con sus familias. Una cifra que está muy lejos de lo que cobra la mayoría de los estatales de los tres niveles de la administración pública y mucho más distante aún del salario mínimo que el gobierno nacional estableció en $9.500 y alcanzará los $10.000 en julio próximo.

Además, desde la misma entidad, el 10 de enero publicaron un ejercicio sobre la pérdida salarial. Allí estiman que los y las estatales padecieron una caída del poder adquisitivo de un 8,3% entre el salario de noviembre de 2017 y el del mismo mes de 2015. Por ello, aseguran que en los últimos dos años “el cambio nos pulverizó dos sueldos y un aguinaldo”, basándose en el salario que percibe un trabajador de categoría D0 del convenio SINEP de la Administración Pública Nacional. También establecen que quienes se desempeñan en el Estado han tenido una pérdida superior al promedio de ingresos del sector privado, que en el mismo período perdió un 3,5%.

Todos estos temas serán debatidos y analizados en el próximo plenario a realizarse el martes. Es fundamental la participación de todos los delegados y todas las delegadas, tanto nacionales, como provinciales y municipales. Es desde las definiciones de las bases que se pueden tomar medidas reales, que enfrenten con contundencia esta avanzada sobre los derechos de la clase trabajadora.

* Equipo de Comunicación ATE Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *