Rosario: multitudinaria marcha a dos meses sin Santiago

Por CTAA* | El domingo 1° de octubre se cumplieron dos meses de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. En Rosario, una enorme columna partió pisando las cinco de la tarde desde Plaza San Martín hacia el Monumento Nacional a la Bandera. Nuevamente en las  calles, la ciudadanía se manifestó exigiendo su aparición con vida, justicia y la protección de los derechos de los pueblos originarios y repudiando las políticas represivas del gobierno nacional.

La multitudinaria marcha que incluyó organizaciones sindicales, políticas, de derechos humanos, comunidades originarias y estudiantes, atravesó el domingo que devino en soleado tras una fuerte tormenta.  Se vieron personas de todas las edades, inclusive con bastón y brazos de apoyo para manifestarse. Las fotos de Maldonado inundaban la columna de gente, que cantaba “Macri sabe, yo sabía, que a Santiago lo llevó Gendarmería”.

Entre los puntos unitarios de reclamo a los que referentes de las distintas organizaciones les pusieron voz en el escenario, estaban: la aparición con vida de Santiago Maldonado y el esclarecimiento sobre otros casos de desaparición forzada; que se haga justicia y se investigue a la Gendarmería Nacional y todo el entramado político judicial que encubrió hasta el día de hoy lo sucedido con Maldonado; la libertad a Facundo Jones Huala; prórroga a la Ley 26.160 de Emergencia Territorial Indígena; el fin a los desalojos de los pueblos originarios; la renuncia de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich y su segundo, Pablo Noceti.

Santiago Maldonado, joven artesano que se encontraba visitando amigos en el Pu Lof en Resistencia, Cushamen, Chubut, fue visto por última vez con vida el 1° de agosto durante una feroz represión de Gendarmería Nacional, al mando de Noceti. Desde entonces el gobierno nacional protegió a la fuerza y utilizó su andamiaje legal y mediático para perseguir, estigmatizar criminalizar y judicializar al propio Maldonado, la comunidad Mapuche, la familia del joven y todas las personas que reclaman desde entonces por su aparición con vida. Además, publicó nombres de testigos reservados, reiteró represiones y allanamientos violentos al territorio ancestral comprado por el magnate Benetton, donde mantuvo cautivos e ilegalmente detenidos a esos testigos.

Por eso, desde las cientos de marchas que se replicaron en todo el país y en el exterior, se exigió el apartamiento de los funcionarios y funcionarias implicados en el encubrimiento de la desaparición forzada. Asimismo se exigió que el nuevo juez a cargo, tras el desplazamiento del  tristemente célebre Guido Otranto, pueda investigar con independencia y celeridad lo ocurrido con Santiago.

*Comunicación CTA Rosario – Fotos: Sofía Alberti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *