Telefónicos en la CTAA “por una forma más amplia y representativa de lucha”

Por Comunicación  CTAA*| En el marco de las elecciones de la CTAA el próximo 8 de agosto, se suma a las Listas 7 Regional Rosario y 1 a nivel provincial un grupo de trabajadores y trabajadoras telefónicos. Nos cuentan cuáles son las principales problemáticas del sector y cómo ven la posibilidad de ser parte de una Central para construir la unidad por abajo del movimiento obrero.

La Agrupación Blanca Turquesa de telefónicos lleva años bregando por la democratización y condiciones de trabajo en un sector fuertemente afectado por las políticas neoliberales. Son alrededor de 7 mil las personas que trabajan en el área de Rosario, pero sólo mil están afiliadas a SITRATEL. De la mano de la fusión de Telecom y Cablevisión, la suscripción de las federaciones telefónicas a la flexibilización laboral y un panorama sombrío para el conjunto de los trabajadores, los y las integrantes de esta Agrupación definieron participar en la nueva conformación de comisiones directivas de la CTA Autónoma.

Ochagavía

Ángel Ochagavía, oriundo de Maciel hoy rosarino por adopción, trabaja en Telecom desde el año 2000. Estuvo meses tercerizado, hasta que fue conveniado, pero a la baja. Luego de una importante lucha, pudo encuadrarse en el sector correspondiente: el telefónico. Eran años duros en el país y los call center explotaban, multiplicando la precarización. Iniciando su vida laboral con 20 años recuerda que “uno tenía grandes pretensiones, aspiraba a tener carrera y con el correr del tempo vimos la realidad”.

Hoy definió integrar la Lista 7 que en Rosario lleva de candidatos para dirigir a la CTAA a Gustavo Terés y Fernanda Boriotti. Es actualmente delegado gremial en call center e integra la Blanca Turquesa. “Estamos viendo una gran flexibilización que exige la empresa, algo que se ve en todas las grandes firmas. Tienen recetas neoliberales, implementadas de manual que las ve profundizadas cuando llegan años políticos como los que estamos viviendo”. Entre las expresiones concretas de esas recetas aparecen la polifunción de tareas, el maltrato psicológico, la precarización y la flexibilización laboral, más aún con la fusión de los monstruos de las telecomunicaciones.

H.Medina

Héctor ‘Chinche’ Medina es candidato a Secretario de Organización por la Lista 1, que lleva a Gustavo Martínez como candidato a Secretario General de la CTAA Provincia de Santa Fe. Fue Secretario Gremial de Sitratel de 2005 a 2012 y actualmente es Congresal Nacional de FATEL. Militante desde muy joven, preso político en la dictadura desde los 17 a 22 años, fundador de Familiares de Detenidos Desaparecidos, es difícil resumir toda su expreriencia. Recuerda que su primera huelga fue en Villa Gobernador Gálvez a los 12 años, cuando oficiaba de obrero en la construcción. Hace 32 años ingresó a ENTEL (que luego privatizada sería Telecom). Hoy está en el área de Proyecto y Obras de la firma que define como “la empresa de Magentto”.

“El año pasado asistimos a la fusión de Personal, Arnet, Telecom y Nextel y desde este año a la fusión de Telecom con Fibertel, Multicanal y Cablevisión.  El gran problema, que se veía venir, es que la transformación del sector implicaba que los trabajadores de la televisión y nosotros íbamos a terminar haciendo lo mismo. Las mezquindades de los cargos gremiales hacen que no podamos estar fusionados gremialmente. Tenemos el mismo patrón, la misma tarea, la misma gerencia y los trabajadores divididos”, asegura.

Sobre esta fusión monopólica que le regaló al capital privado elementos estratégicos como los satélites y el cable submarino construido por ENTEL, advierte que “el Estado argentino no tiene hoy control sobre las telecomunicaciones. Está en manos privadas de las corporaciones extranjeras. En término de soberanía es una claudicación total”.

Distintas generaciones

En la Blanca Turquesa hay un diálogo histórico muy interesante. Néstor Oscar Pereyra también integra la Lista 1 y viene de una ‘menuda’ trayectoria: fue parte de la recuperación de la histórica UOM de Villa Constitución, junto a referentes de la talla de Alberto Piccinini y Ángel Porcu. Recuerda esa experiencia con una humildad apabullante y mucho afecto. “Empecé a militar ahí como trabajador de Acindar con33 años, me acuerdo que al principio miraba de reojo a todos. Cuando recuperan la Comisión Interna había una efervescencia muy grande, muy impulsada por la figura de Piccinini”.

Pereyra

Después estuvo en el gremio de encargados de edificios y siguió lidiando con la burocracia de diversos sectores, hasta protagonizar en la UOCRA la huelga más larga: 57 días por despidos. “Soy un militante de por vida, que se suma donde se puede como puede”, dice con una simpleza digna de los grandes, quien hoy es un jubilado telefónico.

Por su parte, Carolina Medina, de 38 años, trabaja en Telecom desde el año 2000. En 2005 sufrió un accidente en la voz y quedó sin tareas pero dentro de la empresa y ante sucesivas injusticias incursionó en el tema gremial. “Padecí tanto al sindicato como a la empresa y por eso empecé a interesarme por los derechos de los compañeros”.  En ese lapso, le bajaron el sueldo de hecho y la empresa pretendía que se retirara. Finalmente, en 2013 la reubicaron en el área Pymes en el rol de soporte.

C.Medina

Denuncia que en su lugar de trabajo hay aprietes, multifuncionalidad, condiciones de trabajo cada vez peores y obligan a los empleados a hacer tareas para todas las empresas. A eso se suma el maltrato particular a las mujeres, que sufren no sólo peores modales de la jefatura, sino que incluso no gozan del mismo tiempo de descanso que los varones.

Son dos generaciones distintas, con dos realidades que los interpelaron en diferentes momentos históricos, que participarán como candidatos en la Lista 1 para fortalecer el sector de cara a la clase obrera en su conjunto.

Una herramienta

“Siempre buscamos tener una referencia local, provincial y nacional, creemos que estar en la CTAA nos fortalece, brinda conocimiento y un espacio de debate. También es llevar a la realidad lo que uno piensa respecto a la unidad en la lucha”, analiza Ochagavía.

“En esta coyuntura quedó claro que estamos en un marco parecido a 50 años atrás. Frente a la claudicación de las direcciones sindicales, el avance sobre los derechos de los trabajadores, la represión, la entrega de soberanía, con un movimiento distinto al de entonces, hay una ruptura con la experiencia de esa época. La desaparición de 30 mil compañeras y compañeros, la condena al exilio interno y externo de muchos otros, dificultó la posibilidad de ese traspaso generacional en término de conciencia de clase”, caracteriza Héctor Medina.

Por eso destaca que esta Central plantea que la unidad es por abajo y no de las estructuras por arriba, de las cuales descreen las generaciones jóvenes. “El desprestigio de las organizaciones sindicales genera la necesidad de vertebrar desde la base, tomando las banderas de la CGT de los Argentinos, la unidad de acción construyendo un proyecto político propio. Y que incorpora a trabajadores ocupados, desocupados, tercerizados, precarizados. Y que además toma el problema del hambre en los barrios. La Central tiene una visión integral sobre los problemas del pueblo”, considera ‘Chinche’.

Por eso, afirma que desde la Secretaría de Organización provincial se propone organizar el territorio, “porque ahí se expresan más fácilmente los trabajadores, que no pueden hacerlo en sus ámbitos laborales por la traición de sus organizaciones sindicales o la carencia de ellas. La gente para cuidar el laburo se repliega en el territorio”. El desafío que visualiza entonces  es “identificar, formar y preservar los cuadros políticos para que den a la luz la fuerza suficiente para transformar esta realidad”.

“La CTAA Da la posibilidad de una forma más amplia y representativa de lucha. No se puede militar para los burócratas de turno, hay que apostar a esta organización”, sintetiza Pereyra. De cara a las elecciones directas y secretas de la CTA Autónoma se suman sectores que plantean nuevos desafíos, recuperan el diálogo con ricas historias de resistencias y se plantan en perspectiva para construir una organización que esté a la altura de una coyuntura cada vez más compleja.

*Comunicación CTAA

Fotos: Sofía Alberti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *