Terés: “es hora de construir un nuevo tiempo de lucha”

Por Sofía Alberti* | De cara a un fin de año complejo lleno de luchas y reclamos, el Secretario General de la CTA Rosario y dirigente de Amsafe Rosario, Gustavo Terés, expresó sus balances y perspectivas. El triunfo de Donald Trump, la partida física de Fidel Castro y su legado, el ajuste del macrismo, el rol de las diferentes direcciones sindicales y la lucha por reapertura de la paritaria en la provincia, en una nota en profundidad.

img_0691Se abrió un tiempo complejo a nivel mundial ¿Qué balance hacés en clave internacional en torno a la situación de los trabajadores con el ascenso de figuras como la de Trump?

El triunfo de candidatos xenófobos, nacionalistas autoritarios, abre paso a una línea que ronda las prácticas fascistas y que se vale de la democracia para avanzar sobre ella, en términos de la legalidad burguesa. Pero las causas hay que buscarlas en los últimos 30 años, en el triunfo de (Ronald) Reagan, en la época de la inauguración del ciclo neoliberal.  Eso claramente produjo un giro muy fuerte en la lógica capitalista con la financiarización de la economía y el debilitamiento de los espacios productivos. El triunfo de Trump está en sintonía con el plebiscito del Brexit en Inglaterra, el avance de la derecha xenófoba en Europa de la mano de Le Pen con el apoyo de amplias franjas de trabajadores empobrecidos y el triunfo del NO en Colombia. Hay que bucear en las modificaciones estructurales que se producen al interior de las sociedades, por los movimientos que tuvo el capitalismo. Una parte importante de la clase obrera que no ha parado de perder derechos en los últimos años -perdieron salario, el derecho al trabajo, la seguridad social y la salud- ha buscado una respuesta mesiánica.

Tiene que quedar claro que la mayoría del establishment, las bolsas, los sectores financieros de Estados Unidos y las corporaciones más importantes, incluso el 80% de los medios masivos estaba a favor de Hillary Clinton. Es un camino que eligió la población para castigar a la casta política. Los Demócratas fueron asumiendo muchas políticas Republicanas. No avanzaron contra el deterioro de los sectores populares, la desigualdad y la injusta distribución de la riqueza.

tumblr_mdx2nnit5u1r5yet2o1_500¿La política previa aplicada por el mismo Obama en un tema sensible como las migraciones, condicionó esto?

Trump expresa la exacerbación de políticas previas que fueron claramente ineficaces. Las políticas contra las migraciones son un fenómeno mundial y los países son cada vez más hostiles a la recepción de migrantes, a la protección de la niñez, etcétera. No es Trump el primer guerrerista, Obama se cansó de hacer guerras, matanzas, invadir países. El belicismo americano y el deterioro de las condiciones de vida vienen de antes. Trump aparece como proteccionista porque el librecomercio destruyó primero las economías regionales y arrasó con culturas, no sólo afuera, en su casa matriz también. Hoy Detroit o Chicago son ciudades fantasma, empobrecidas, con miles de obreros que no acceden a lo mínimo. En nombre del libre comercio Estados Unidos sacrificó a su propio pueblo.

¿Qué deja el macrismo a un año de la asunción?

Tendríamos que analizar las secuelas y debilidades que dejó el gobierno anterior. Está claro que en épocas de mucha bonanza económica, se avanzó muy poco en políticas de sustituciones e integración latinoamericana, más allá de la intensidad discursiva en los líderes. No se modificó el modelo productivo. Donde se definía la integración existían actitudes mucho más competitivas, nunca funcionó el Banco del Sur por ejemplo. Se perdió una oportunidad histórica que podría haber generado mejores condiciones para la vida de los sectores populares latinoamericanos, más allá de la adhesión o no.

El gobierno hoy está discutiendo cuál es el lugar de determinados sectores de la economía en el reparto del mundo donde parece que Argentina tiene que producir unas cosas y no otras. Textiles, autopartistas, entre otras, siguen sufriendo una crisis que parece profundizarse. En este cambio de fase nos encontramos con que Argentina puede mejorar en áreas de la economía que no producen trabajo, como la minería o el agro. Más del 32% de pobreza, 10% de desocupación,  6,3% de indigencia, nos da cuenta de un amplio sector en riesgo social. La clase trabajadora redujo fuertemente su poder adquisitivo en los sectores conveniados, y mucho más en los precarizados.

img_2258

Diciembre de 2015: acto contra la represión

Se ha denunciado un ajuste del macrismo contra los trabajadores ¿cuáles son sus ejes?

Precarización laboral, de las condiciones de trabajo, flexibilización laboral y un ataque a los derechos laborales. Hay una política de destrucción del empleo, que favorece a algunas elites. Hay además una política de apertura indiscriminada que puede avanzar y destruir sobre diversos sectores productivos. Hay un ataque al salario, a la seguridad social mediante la ley de jubilaciones, y a las leyes laborales que protegen al trabajador.

Lo anticipó el Presidente criticando el ausentismo laboral, lo que luego llamó la ‘industria del juicio’, ahora dice que los convenios colectivos del siglo veinte no sirven más. Esto beneficia claramente a un sector del capital. El kirchnerismo ya había dictado una ley de riesgos de trabajo regresiva y a éste parece no alcanzarle. Quieren sumar políticas de empleo donde los aportes patronales sean insignificantes, donde la seguridad social del primer empleo sea casi nula. Para eso el gobierno empezó a discutir, como parte de una tendencia mundial, el derecho más legítimo, que es el derecho de huelga. Sin sindicato, sin lucha, los trabajadores viven peor y no sólo ellos, sino la sociedad en su conjunto, se debilitan los servicios públicos, los derechos sociales, se deteriora la calidad de vida de la población.

¿Qué opinás de la mesa de diálogo con la CGT?

Es parte de la lógica discursiva esquizofrénica que plantea que es un gobierno de diálogo, pero para someter y precarizar a los trabajadores va a apuntar a profundizar la desigualdad, concentrar la riqueza e intensificar políticas sociales clientelares focalizadas que nada tienen que ver con garantización de derechos. En esto tienen como aliado clave a un sector de las direcciones sindicales y la Iglesia. En nombre del diálogo social están sacrificando los ingresos y derechos de los trabajadores cristalizando los niveles de desigualdad y maniatando el ejercicio de la legítima protesta que tienda a poner freno a la aplicación de la política de despidos, congelamiento salarial, paritarias a la baja, promesas incumplidas con el derecho al salario. La central sindical mayoritaria hoy es parte del banquete junto a los poderosos y nos encontramos con una CGT que expresa la clara subordinación a una estrategia patronal. La CGT y la Iglesia están actuando unitariamente para garantizar la gobernabilidad, que es cristalizar desigualdades y subordinarse a las lógicas de los grupos concentrados.

27 de Septiembre: Paro Nacional

27 de Septiembre: Paro Nacional

¿Qué dejó este año a nivel provincial y regional?

El gobierno provincial se alineó al nacional en la aplicación de políticas públicas. La respuesta de las organizaciones sindicales ha sido débil. No faltó lucha, ni movilización social. No podemos decir que en esta provincia no ha habido paros y resistencia. Sí hubo políticas de las principales direcciones provinciales de no ir a fondo en la coordinación, no funcionó el plenario de gremios estatales. Se priorizó muchas veces el encuadramiento que favoreció al patriotismo de las organizaciones más que a los intereses de la clase.

Muchos sindicatos más allá del chisporroteo discursivo, se quedan bien cerca del Estado, sacrificando los justos reclamos de los trabajadores. Faltó articulación, coordinación, los gremios estatales estuvimos dispuestos a compartir espacios con diferentes sectores. Pero objetivamente se han negado a participar de respuestas unitarias. El compromiso discursivo de los sectores podría haber decantado en un paro o medida regional, pero hay sectores que no aceptaron ese desafío para oxigenar los reclamos obreros.

¿Cuál es la perspectiva en el sector educativo?

El gobierno estuvo en los últimos meses intentando ganar tiempo y encerrando a los docentes en el último mes de clases, que es el más complejo. Que haya desarrollado esta estrategia es repudiable, es condenable que no se haya sentado a discutir en septiembre. El problema es que desde nuestro sector se le haya dado permanentes treguas con paros espasmódicos, no anexados, sin continuidad para pelear por la reapertura de la paritaria. Eso se vio en general con los gremios provinciales.  Los trabajadores venimos perdiendo entre 10 y 15%, algunos sueldos dan cuenta de $1500 menos por mes, los jubilados cobraron diez puntos menos, y se suman las modificaciones regresivas para los jubilados estatales como para los activos mediante ‘la tablita’ de salud.

El gobierno quiere suscribir la negociación a un bono, que atenta contra el salario, la seguridad social, aplana las escalas salariales, debilita la antigüedad, desfinancia las obras sociales y cajas de jubilaciones. El punto clave es la disputa por la distribución del ingreso. Las centrales sindicales y los gremios tienen responsabilidad en esto. Es hora de construir un nuevo tiempo de lucha, que permita tender puentes para que en las discusiones paritarias del año que viene, todo el sector de estatales tengamos cohesión masividad y firmeza para recuperar lo perdido.

img_0930

Enorme convocatoria el 25 de Noviembre

¿Qué análisis deja la transversalidad demostrada por el movimiento feminista?

El movimiento de mujeres dio una señal de madurez, firmeza y de saber que el conflicto social es el motor para alcanzar derechos. Abrieron la movilización social y un accionar permanente en los lugares de trabajo, cada oficina, cada escuela, cada hospital y barrio. Les permitió dar visibilidad a un problema social muy agudo, que es el de los femicidios. Discutir un paro nacional de mujeres como sucedió en 1975 en Finlandia y como instalaron las mujeres polacas hace poco tiempo haciendo retroceder leyes muy conservadoras, es muy genuino. Discutiendo igual remuneración por igual tarea, contra los femicidios y la violencia, por la paridad, entre otros temas, plantea una discusión que atraviesa a todas las organizaciones de la sociedad civil, interpelando a lo más profundo de la sociedad y las bases del patriarcado.

La muerte de Fidel Castro conmovió al mundo ¿qué pensamientos se desprenden de este momento tan particular?

Fidel y la Revolución Cubana instalaron la certeza de que la revolución y el cambio social en América Latina eran posibles. Aun contra todos los manuales de pensamiento hegemónicos de la izquierda en aquella época. Asentados en el antiimperialismo, con una política muy activa de un internacionalismo sin precedentes. Tuvo una participación activa en la construcción de bloques antiimperialistas mediante el bloque de No Alineados y grandes peleas, como la dada contra el Apartheid en África. Es la idea de la unidad de los pueblos que luchan por su emancipación, la revolución cubana en ese sentido fue un faro. El pueblo cubano mostró la idea de cambio social asentada sobre la construcción de una sociedad diferente, con estadísticas incontrastables en materia de salud, educación, etcétera.

La revolución cubana hizo pedagogía en todo el mundo sobre lo que puede ser una sociedad que aunque bastante pobre, tuviera asegurados los derechos sociales más elementales. Vincularon el cambio social y la política con un proyecto educativo que ha garantizado el derecho a la educación pública desde la primera infancia hasta la adultez.

*Por Sofía Alberti, Comunicación CTA Rosario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *