Unidad en defensa de los derechos laborales

Por Sofía Alberti* | El pasado viernes, la CTA participó del acto convocado por la Asociación de Abogados Laboralistas de Rosario, que puso en escena la dramática situación del fuero laboral, colapsado y sin recursos necesarios. Se realizó una fuerte crítica a la intentona del gobierno nacional de avanzar sobre los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

img_0746“No podemos seguir aplicando los convenios colectivos del Siglo XX”, expresó días atrás el Presidente Mauricio Macri. La afirmación causó revuelo y preocupación por los avances que ya se dieron sobre el derecho de huelga de la mano de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y sobre otros derechos colectivos e individuales. Entre ellos el propio derecho al trabajo con cientos de miles de despidos, la modificación ley de riesgos de trabajo, y el procesamiento, desafuero y hasta condenas a dirigentes sindicales por luchar.

img_0740A juzgar por el desarrollo de los hechos, Macri no se propone profundizar los avances en derechos sociales del Siglo Veinte, sino ir por lo viejo conocido y desempolvar las doctrinas del Siglo XIX, desplegadas antes del logro de la jornada legal de 8 horas, el reconocimiento del derecho de huelga y demás elementos hoy inalienables para quienes viven del trabajo propio. Varios de los proyectos oficiales, entre ellos el de ‘primer empleo’, parecen ir en ese sentido: salarios por debajo del ya paupérrimo y mentiroso Salario Mínimo acordado por el Consejo del Salario, sin aportes sociales, carentes de estabilidad, con la afectación a la salud como daño colateral de una nueva era productiva. Ganancia total para las empresas.

img_0755

Daz y su Adjunta, Lorena Almirón

“Estamos preocupados porque si nos dicen que tenemos que reformular la vida de nuestros gremios y los convenios colectivos porque a un presidente se le ocurre, es porque quieren avanzar en un grado de flexibilización mayor para atraer algunas inversiones. Yo creo que va a ser en perjuicio para los trabajadores”, alertó el Secretario Adjunto de la CTA Rosario y dirigente local de ATE, Raúl Daz.

“Vienen por los convenios colectivos de trabajo y los quieren reemplazar por acuerdos de empresa, firmados por tres compañeros en nombre de todos para hacer caer el convenio colectivo de actividad. Defendemos el CCT en el ámbito público y privado, tiene que ser nuestra bandera”, expresó el Presidente de la AALR, Jorge Elizondo. La preocupación se expresó fuerte en el acto realizado en las escalinatas de Tribunales provinciales, dado que fue el Diputado Provincial por el PRO, Germán Mastrocola, quien impulsó la puesta en marcha de un Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (Seclo). Instancia que el titular de la Asociación calificó como «una traba para los trabajadores y ventajosa para los empleadores».

Jorge Elizondo (AALR)

Jorge Elizondo (AALR)

La reincidencia discursiva en el alto grado de litigiosidad del fuero laboral por parte referentes de órganos ejecutivos, que reinstalan la noción de la ‘industria del juicio’ (apuntando así a la tarea de los abogados laboralistas) y decidir avanzar sobre el esquema de funcionamiento para profundizar las desigualdades, no sólo es la estrategia del macrismo, lamentablemente. El Ministro de Justicia de Santa Fe, Ricardo Silberstein también salió al cruce con el tema, calificando la litigiosidad de trabajadores rosarinos como “exacerbada”, lo que generó el rechazo de diversas organizaciones gremiales (entre ellas claro, la de los propios abogados).

En torno a los datos duros, es incontrastable el déficit: hay 10 juzgados laborales en Rosario, lo que implica la presencia de un magistrado cada 123 mil habitantes. Actualmente hay 10 mil expedientes en trámite en cada juzgado, por lo que el fuero se encuentra absolutamente desbordado. Más allá de los discutibles datos de ‘alta litigiosidad’, el punto es que el funcionariado no parece cuestionar los modos y ambientes en que se trabaja, que son los que generan los accidentes, enfermedades, e incluso persecuciones y despidos que son abordados por el fuero. El problema entonces no es la demanda, es lo que genera la demanda y la capacidad estatal de responder a eso; siendo siempre los trabajadores los más afectados por el cajoneo o paralización de causas.

Más unidad para bloquear el ajuste

En el acto realizado el viernes que contó con la presencia de trabajadores docentes provinciales y universitarios, estatales, aceiteros, bancarios, judiciales, abogados, entre otros, Daz explicó que “no dudamos en participar de la convocatoria que hizo la Asociación de Abogados Laboralistas no sólo en Buenos Aires sino en distintas ciudades del país. Los trabajadores tenemos que mostrarle a la sociedad más unidad y que somos viables en un proyecto político totalmente diferente al que propone Cambiemos. Ellos necesitan redoblar su apuesta política y económica para que haya más pobres”.

El dirigente apuntó la necesidad de que la tarea de los juzgados se ajuste a Derecho, respetando la Constitución Nacional y los tratados internacionales. “No tiene que haber más despidos en Argentina, tiene que haber pleno empleo. Seguimos diciendo que riqueza hay y estamos obligados a ir por más hacia un necesario cambio del modelo productivo. Necesitamos que se avance en leyes que protejan la democracia y que protestar no sea un delito, sino un derecho como dice la Constitución Nacional”, consideró.

El Adjunto de la CTA Rosario alertó además sobre los casos de persecución política a dirigentes sindicales en el país, con una Ley Antiterrorista arrastrada desde el gobierno kirchnerista que es una espada de Damocles sobre los y las laburantes. La situación en Río Negro con el Secretario General de ATE, Rodolfo Aguiar detenido a inicio de año por protestar contra el fracking; en Tierra del Fuego con el desafuero por luchar de casi una veintena de dirigentes sindicales docentes, entre ellos el Secretario General de la CTA, Horacio Catena; en Jujuy con la condena a pedido del empresario Blaquier para el Secretario General del Sindicato del Azúcar, Rafael Vargas, por supuesta usurpación durante una medida de lucha; e incluso la prisión a la dirigente de la Tupac Amaru, Milagro Salas cuestionada hasta por organismos internacionales; son algunas muestras de la voluntad de avance no sólo sobre los derechos colectivos, sino sobre la libertad de quienes encabezan las luchas, a modo de disciplinamiento.

Ante el panorama, la CTA Autónoma de Rosario y Provincia de Santa Fe expresaron “su compromiso en seguir construyendo la unidad de acción más amplia para evitar la pérdida de derechos y frenar el ajuste”.

*Cobertura y fotos: Sofía Alberti, Comunicación CTA Rosario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *